El tres de abril  Vanessa Zamora sacó a la luz “Psilocibina”, una canción que habla sobre un viaje psicodélico con hongos alucinógenos; la búsqueda con uno mismo y el desahogo emocional a través de sensaciones. En Chidasmx nos dimos a la tarea de charlar un poco con la cantautora y desde su cama (como debe de ser porque cuarentena) nos platicó los detalles del single, así como unos consejos para no caer en la locura en estos días de confinamiento.

Fotografías por: ETTA

“Psilocibina” es una rola inspirada en varios viajes de hongos alucinógenos en diferentes lugares y situaciones, en soledad y acompañada.

*****

¿Cómo fue tu acercamiento con la psilocibina?

Desde hace mucho ya había escuchado de los hongos alucinógenos, un día me regalaron unos chocolates con psilocibina, los probé y sentí una liberación, calma y paz que no había sentido en mucho tiempo, como cuando era niña. Fue una experiencia muy bonita de mucho amor.

Poco a poco investigué sobre ella y me di cuenta de que aún existen muchos tabúes. La gente sigue pensando que es una droga y no, realmente es una medicina que actualmente está sanando la ansiedad y depresión. He tenido varios viajes donde me he descubierto a mí misma.

Siguiendo ese último punto, ¿qué es eso que has descubierto de ti y no sabías?

Esta medicina me ha dado la oportunidad de saber que no soy lo que mis papás quieren que sea, que soy más de lo que mi ego me dice que soy. O sea sí soy Vanessa la cantante de Tijuana, pero más bien me ayudó a entender quién es Vanessa sin todo eso.

Encontrar mi esencia, esa fue mi inspiración en esta canción, como dice una parte de la rola, “mi mente no soy yo” sólo soy una espectadora de lo que está pasando. 

¿Y la primera vez no te dio miedo?, ¿cómo fue?

No, porque fue con un chocolate. Algo que quiero aclarar, es que no estoy incentivando a que lo hagan, creo que es algo que llega solo. Es como cuando te gusta alguien y no te lo esperas y es la mejor cosa del mundo. Esto llegó a mi vida y lo hice, estaba con la gente indicada en el momento indicado y no sentí miedo, al contrario, sentí paz; no es como que vi colores, porque comí una dosis pequeña.

Fue en la playa, estaba festejando mi cumpleaños, era como una ceremonia, la luna el mar y la arena estaban para mí. Sentía que era como un regalo del universo, estaba con mi mamá, ella también se comió un chocolate y fue un momento de mucho amor, donde me sentí parte de la naturaleza.

¿Para ti, cuales son las diferencias entre los hongos y la marihuana? 

Yo creo que los hongos te hacen indagar más en tu interior, es como una onda más de amor-espiritual y la marihuana es más sensorial sin sacarte del ahora; te pone a analizar. Los hongos te hacen despegarte de la realidad y darte cuenta que eres más que todo lo que puedes llegar a tener, somos una energía.

*****

Sobre el videoclip oficial, la idea principal era hacer un vídeo más producido, sin embargo, gracias al COVID-19 la situación se complicó y nació un material casero realizado por la misma Vanessa, sólo ella en su casa de Tijuana con una lámpara  y muchos filtros de Instagram. La posproducción estuvo a cargo de Guillermo Llamas (FLESH).

Los filtros son otra realidad, tienen mucho que ver con los hongos y psilocibina. Se me hace súper loco, como con un filtro te puedes cambiar la cara y el fondo, realmente estás en otro pedo, pero sigues estando en la realidad, es como un mundo paralelo. Me acuerdo que una vez estaba en hongos, me puse a ver los filtros y dije, ¿qué es esto? claro esto tiene mucho sentido. Elegí filtros que me remontaron a como me sentía y creo que lo capturé bastante chido a como yo lo he sentido. 

Realizarlo fue una terapia de amor propio, agarré una lámpara para que no se viera tan oscuro, me maquillé yo solita y comencé a bailar. Me divertí mucho, tenía tiempo que no hacía algo así, fue lo mejor que pudo pasar. Todas los limitantes que tenemos por la cuarentena te hacen jugar con lo que tienes y te haces más creativa, estoy muy contenta con el vídeo.

En una de tus últimas publicaciones en Instagram hablaste del perdón hacia nosotros mismos, a los demás… Y que está bien no hacer nada ni estar presionado con el futuro. Me encantó la parte que dice: “hoy es una nueva oportunidad para nacer”. ¿Cómo le haces para sobrellevar las cosas en momentos tan difíciles como este? 

Hago cosas que están dentro de mi control. Me dejé de enfocar en lo que no tengo control, por ejemplo, de que la gente no se quede en su casa, la expansión del virus, en qué va a hacer el presidente, qué noticias van a publicar, etc. Si me enfoco en eso, me va a dar ansiedad y depresión. Pero si me enfoco en lo que sí puedo hacer y decidir todo va mejor: en qué veo,  en quedarme en mi casa, cómo me voy a alimentar, qué ejercicios voy a hacer. Me enfoco en el presente y trato de meditar, es súper chido, se te aclara la mente y quedas libre de tus pensamientos. 

Y sí, es una oportunidad de nacer, porque te das cuenta que todo el resentimiento, culpabilidad o equis cosa que estabas sintiendo ahorita es algo que ya no tiene sentido, ya hay otras prioridades. La realidad que conocíamos ya no va, no podemos estar ahí esperando a que todo sea igual. Justo es como una nueva oportunidad para nacer, nadie esperaba vivir algo así, ¿Por qué no tomar esa oportunidad para recrearte?

Y en temas de creatividad, ¿cómo andas?, ¿qué haces para no perderla?

Ayer en la noche andaba grabando voces para una nueva canción, tal vez va a salir el próximo mes, se llama “Ayer”. Ahorita estoy en mi cama, trabajando, hablando con amigos y familia. Hay días en los que estoy super creativa escribiendo, estoy sacando mucha música. Obviamente a veces estoy de malas todo el día y sólo quiero comer comida chatarra, ver Netflix y no saber de nada, es normal y es sano tener esos días, no hay que resistirse. 

Habrá momentos en los que te vas a sentir triste y en lugar de decir “no, tengo que estar feliz” el estar resistiendo ese sentir, una tristeza o cualquier sentimiento, lo único que provoca es darle poder a ese sentir, y entre más poder le das, más va a estar en tu cuerpo. Entonces, si estoy triste, depre o ansiosa, le doy la bienvenida, no hago nada y me olvido de todo; después el sentimiento solito dice “nadie me pela aquí, ya me voy” y se va. Y está chingón no tener ganas de hacer nada. 

*****

RECOMENDACIONES DE VANESSA PARA ESTA CUARENTENA

NETFLIX

Poco ortodoxa

LIBRO

Muchas vidas, muchos maestros de Brian Weiss

MÚSICA