Wina Obake


Wina Obake es una ilustradora mexicana muy chida que parece que aterrizó por error en el planeta Tierra y se quedó para alegrarnos la vista con flores, aliens, un sentido del humor desenfadado y mucho verde. Aprovechamos que hace poco bajó de su cerrito para Cartoon Sadness (que se llevó a cabo en Galera) y platicamos con ella de todo: de ser mamá, de su color favorito, de lo que la inspira, de lo que piensa de la mota y hasta con receta de cocina salimos.

Fotos por Katia BriseñoImágenes de las redes de Wina Obake

Yo soy Edwina pero me puse Wina Obake cuando empecé a dibujar, que fue alrededor del 2011. Yo no estudié, soy autodidacta. A los 17 años me hice mamá. Entonces pues todo bien, dije “a huevo, voy a ser mamá”. Pero llegó un punto en el que mi hijo ya tenía dos años y pensé, “verga, ¿qué voy a hacer con mi vida?”. Porque dejé de estudiar, dejé todo…

Cuéntanos un poco de ti, ¿qué haces, qué desayunas?

… de repente me dije, “¿qué me gusta hacer? Me gusta dibujar”. Entonces me puse a dibujar y así fue que poco a poco se convirtió en algo cada vez más formal. Me pidieron una chamba para un pizzería y así empecé a pintar. De ahí me junté con grafiteros y todo se fue dando como muy espontáneo, muy orgánico.

¿Qué desayuno? Regularmente café y cigarros, la verdad. Es lo único que me levanta de la cama. Me da hueva pero pienso “bueno, un cafecito” y ya me levanto.

Mi sensación preferida es cuando pinto una pared y hago una línea con el pincel, así larga. Es como un orgasmo creativo para mí.

¿Cómo defines tu estilo? Veo mucha naturaleza, muchos hongos, flores pero también el saludo vulcano de Spock y aliens. ¿Cuándo aterrizaron en el imaginario de Wina Obake?

No tengo bien registrado el momento de los aliens en mi vida. Yo comencé pintando flores, naturaleza y chicas. De ahí dije, “basta de chicas, ahora voy a hacer punks”; de ahí, “basta de punks, ahora voy a hacer aliens”. Y no sé, ahí estoy ahorita. La naturaleza es permanente porque me encanta, vivo en un pueblo que es Xico. Vivo en la montaña total y me encanta, además el color verde es mi favorito.

Los aliens me gustaron porque no son personas pero son humanoides, entonces los pongo haciendo cosas de humanos y en realidad siento que es como un autorretrato de un alien. Que quizá tenga un poco que ver con sentirse fuera o diferente.

Wina Obake

¿Te consideras un poco alien?

Un poco sí, de repente. No sé si es mi ansiedad social, que soy una rara. — Risas.

Trabajas en varios formatos, ¿cuál te gusta más?

Mi sensación preferida es cuando pinto una pared y hago una línea con el pincel, así larga. Es como un orgasmo creativo para mí. Pero del dibujo; la ilustración, tinta y acuarela son mi cosa favorita en este momento. El papel.

¿Tienes alguna rutina de trabajo?, ¿cómo te organizas?

Regularmente soy un desmadre, de repente me cuesta organizarme. Pero las noches son mágicas para trabajar, cuando siento que ya no tengo nada más que hacer. Es que tengo animales, perros, gatos, pollos y un niño. Entonces llega la noche, me doy un toque y me pongo a hacer lo mío. Es mi momento favorito. Pero si hay mucha chamba, me tengo que forzar a hacerlo en cualquier momento.

En qué está trabajando Wina Obake ahorita, ¿algún proyecto propio?

Pues mira, comencé el año con muchas comisiones y no me ha dado tiempo de aterrizar algo mío todavía. En este momento estoy ahí.

Lo que me gustaría, es sacar algo para el 4/20, como un kit del pacheco. Eso sí va a ser un proyecto próximo. Porque pienso que la mota es una herramienta para callar el ruido en mi cabeza. O sea, si tengo un ataque de pánico, no me gusta tomar medicamentos, prefiero darme un churro. Además, me interesa que se siga abriendo este tema; ya está bastante abierto pero podría estarlo más.

Si pudieras elegir, ¿qué espacio te gustaría intervenir?

Ahorita tengo la idea de que me encantaría intervenir espacios que estén olvidados, en medio de algún logar donde no pasa nadie, sabes. Como para hacer algo sólo para mí.

Pero ya pensando un poco más, me gusta pintar en lugares medio feos que se sienten hostiles porque creo que cambia la vibra del espacio con el trabajo, con el color. Es como llamar a la naturaleza. Alguna vez se me ocurrió que es como acupuntura para los espacios, poner agujitas en ciertos puntos para curar los espacios.

Wina Obake

¿Cómo ves la gentrificación del espacio a través del mural, del street art?

Ay no sé ni qué decir. De donde yo vengo es diferente que acá en la ciudad. No tengo una postura realmente, no me gusta opinar de las cosas polémicas actuales. A ver, pues es que tiene su pro y su contra. No todos pueden estar felices, o sea sí pero no es mi trabajo.

¿Cómo crees que entre mujeres podemos mejorar nuestra situación actual?

Seguirle para adelante y rifar. Está cabrón. Entre nosotras dejarnos de pelear, sobre todo en todos los estratos socioeconómicos, luego somos muy clasistas, etc.

Justo hoy hablaba con una amiga porque me pasó que iba a recoger unos pines, así que le hablé al señor de los pines y me empezó a decir cochinadas. No sé realmente cómo mejorar esa situación. Me pone muy incómoda y estoy tratando de pensar qué hacer, cómo puedo romper con eso. No sé cómo reeducar a esos perros. Chance como he educado a mi hijo. Pienso que es la semilla que dejo en el mundo y la verdad es un chico chido. Estoy muy feliz y orgullosa de él.

Wina Obake

Flashround

¿Qué droga serías? — LSD

Una canción que tengas pegada ahorita. — ¿Ya vieron el video de “Llega el verano y las manos en el ano”? No dejo de pensar en esa canción. Risas.

Si tuvieras a Maussan en frente, ¿qué le preguntarías? —¿Qué desayunas?, ¿qué te tomas, papá?, ¿estás libre ahorita?

¿Cumbia o reguetón? — Cumbia

¿Una serie?I love Dick

La estación del metro que más te guste. — Ay chucha, no sé. Está chida La Raza. Nunca he pensado que me guste alguna estación.

Tu lugar favorito — Mi casa.

Si pudieras viajar a un país ahorita, ¿a cuál irías? — Rusia

Tu palabra favorita. — Me gustan las palabras esdrújulas, como lúpulos.

Un caricatura que te guste mucho.La vida moderna de Rocko.

Tu comida favorita. — El queso.

Una receta rápida — Hummus: remojas los garbanzos desde una noche anterior. Al otro día los metes a la licuadora, le pones aceite de oliva, comino, limón, sal, ajo. Lo licuas y delicioso. Cúrcuma y ajonjolí opcional.

Tu definición de amor — Es la vida.