José Madero


Si eres fan de José Madero muy probablemente andes mal de amores, pues su música suele ser de esta temática en especial su último álbum Psalmos. Ir a un concierto suyo podría ayudarte a sanar la herida que tienes o abrirla más (*spoiler* nos pasó lo segundo.

Te contaremos cómo fue nuestra purificación de emociones en su concierto en el Pepsi Center el pasado 29 de febrero, muy parecidas a las etapas de un duelo pero al revés.

José Madero

Etapa 1: Aceptación

Llegas al Pepsi emocionada y feliz porque el concierto de tus sueños está por comenzar. Pasadas las 9 de la noche comienza la función, el primer golpe que nos da José Madero es con “Chambelán (Nunca fui)”, seguido de “¿A poco no?”. Con esto ya calculas que estará altamente emocional, lo aceptas y disfrutas.

Etapa 2: Depresión

De pronto suenan “Plural Siendo Singular” y “Violencia”, nos llega el recuerdo de porque estamos ahí, esa tristeza que llevábamos cargando toda la semana y pensábamos aliviar ese día. Dos canciones muy importantes de José Madero: la primera su primer sencillo cuando se lanzó de solista, la segunda canción habla sobre la salud mental. Dentro de las canciones de esta “etapa”, también pudimos escuchar “Lamentable”, que habla del suicido, donde precisamente José dio espacio para hablar sobre el tema, lo cual es muy importante en estos días.

José Madero

Etapa 3: Negociación

Ya estábamos tristes para este punto pero no lo suficiente. ¿Qué tendremos a cambio de esta tristeza? Pues bueno, escuchar canciones de PXNDX para llenarnos de nostalgia, “Feliz Cumpleaños”, “Sistema Sanguíneo Fallido” y “Nuestra Aflicción” fueron las joyas que pudimos escuchar después de mucho tiempo.

Etapa 4: Ira

Para esta etapa, la canción perfecta fue “Padre Nuestro”. Todo el Pepsi Center cantó a todo pulmón esta rola tan poderosa, primer sencillo de Psalmos. Y hablando de amor, bueno “Solo a Terceros” fue la canción para sacar la lagrimita de coraje que traíamos atorada.

José Madero

Y finalmente…

Etapa 5: Negación

Ya sea la negación por no querer que terminara este hermoso concierto de más de dos horas o la negación de olvidar a alguien; como nos lo hizo sentir y recordar “Sin Ampersand”, “Imposible” y “Sinmigo”. Quizás íbamos con la idea de olvidar y sanarnos, algunos lo lograron, otros no.

¿Quizás necesitamos más dosis de José Madero para ya por fin sentirnos bien? La respuesta es sí, y eso podrá ser posible, pues esa noche anunció que tendrán un show en el Auditorio Nacional el próximo 5 de diciembre, así que ¡estén atentos para más información! Nosotras estamos bien emocionadas por este logro en la carrera de solista de José, porque significa seguir escuchando sus bellas y dolorosas rolas en vivo.

¿Quieres ver más fotos del show? Corre a nuestro