Tala


Hola, que tal. Soy Tala Wakanda. Me dedico al collage y al papel maché entre otras disciplinas.  He expuesto en alto contraste, pasteup y lumara entre otras. También he publicado en revistas de literatura y arte. Espero les guste lo que hago.

****

¿Cómo y a partir de qué surgió tu gusto por la ilustración?

Todo surge con mi mamá. Ella es pintora, estudió en Europa mientras vivíamos por allá. Me llevaba siempre con ella a museos o a pintar al bosque. A veces la acompañaba a clases. Era muy pequeña pero tuvo un gran impacto en mi vida, evidentemente.

Mi mamá es una persona increíblemente creativa y mágica. La recuerdo escribiéndome cuentos sobre aliens o asesinos seriales para entretenerme mientras me peinaba (como se puede ver no soy fantástica de los cepillos) o armando casas de muñecas con detalles victorianos para mis animalitos.

Tenía predilección por las figuras animales más que las humanas desde pequeña. Los colocaba en situaciones urbanas haciendo tareas humanas como cocinando o estudiando. Creo que no he cambiado mucho.

No soy una persona muy social en el sentido tradicional de la palabra; o sea, no me gustan las fiestas, no me gusta los sonidos fuertes, no me gusta estar rodeada de gente. Digamos que soy un animal silvestre.

¿Cómo describes el estilo de tus trabajos?

Me cuesta mucho trabajo hablar sobre lo que hago. Realmente trato de no pensar sobre eso. Siento que es ególatra. Trato siempre de ser lo más honesta con los demás y conmigo misma. Por lo mismo trato de no llenarme de intenciones secundarias en cuanto a mi obra. No me gusta sentirme pretenciosa.

Tratando de ser lo más objetiva posible, supongo que la describiría como arte nostálgico de bosques encantados y tristeza victoriana para tardes lluviosas. Digo, sin ser pretenciosa, verdad. 

Tus ilustraciones nos recordaron a la prosa de Beatrix Potter y Lewis Carroll. También hay una vibra cercana a Remedios Varo, ¿qué elementos de la literatura y/o la ciencia inspiran lo que haces?

Toda. Estudié letras inglesas y la literatura ocupa una gran parte de mi vida. Angela Carter, las Bronte, Dostoyevsky… Siento que cualquier cosa que haga va acompañada de narrativas. Comencé a leer desde muy pequeña, esto me dio la capacidad de poder desdoblarme de mi propia vida y convertirme en quien yo quisiera. La lectura te da un poder infinito, te da el poder mental de ser alguien diferente.

Realmente a los diez años cuando leí Jane Eyre yo era ella, yo descubrí a la ex esposa loca de mi prometido dentro de un cuarto; o fui Alicia aterrorizada porque me iban a cortar la cabeza. Estas cosas me pasaron a mí y todas estas experiencias las traduzco en mi obra.

En cuanto a la ciencia, digamos que tengo una relación un tanto victoriana con ella. Durante esta época surge toda clase de inventos que a la gente le parecían sobrenaturales; por ejemplo, el fax o el teléfono. Obviamente, la falta de comprensión sobre el funcionamiento de estas nuevas tecnologías causó que la gente pensara que estos nuevos medios eran sobrenaturales; nuevas formas de comunicarse con los espíritus incluso. Aquí surge la ouija, en esta época de cambios. Yo sigo sin entenderla. Me parece algo embrujado. Sobre todo la física cuántica…

La mayor parte de tus ilustraciones tiene como protagonistas a animales que habitan en el bosque, ¿cuál es tu cercanía artística y espiritual hacia estos entornos silvestres, Tala?

He vivido la mayor parte de mi vida en zonas rurales y boscosas. Sin muchas reglas. Con muchos animales. Me entiendo con ellos. Ahora vivo en Santa Maria la Ribera y siento que me ahogo. No soy una persona muy social en el sentido tradicional de la palabra; o sea, no me gustan las fiestas, no me gusta los sonidos fuertes, no me gusta estar rodeada de gente. Digamos que soy un animal silvestre.

Mencionaste que laboras en una universidad y estás en proceso de recibirte como maestra, ¿Cuál es la relación entre tu trabajo artístico y tus actividades laborales?, ¿cómo logras ese traslado simultáneo?

Creo que lo que hago es no trasladar ese mundo académico al artístico. Soy dos personas muy diferentes. En una soy la profesora y académica que viste siempre de negro. Sonia. En la otra soy Tala. En mi caso no se relacionan estas dos profesiones en lo absoluto. No sé cómo hacer esto. El mundo académico es muy ortodoxo y en cierta medida cerrado. Tienes que ser y expresarte de una manera muy específica.

Mis alumnos no saben nada de Tala, por cierto. Es gracioso porque en realidad mi verdadera personalidad corresponde al del nombre inventado y no al verdadero. Mis amigos cercanos me llaman Tala.

¿Cómo es el proceso de traslado de la ilustración gráfica a la escultura con papel maché?

Tengo una necesidad de estar experimentando con materiales y técnicas todo el tiempo. No he acabado algo cuando ya tengo en la cabeza el siguiente proyecto con materiales diferentes. Creo que mi estilo es el de la experimentación y no algo fijo. No podría enfocarme en solo uno toda mi vida.

Mi capacidad de asombro sigue siendo el de una niña supongo. Espero siempre ser así. En cuanto al papel maché, como diría un amigo: son mis ilustraciones en 3d. Me encanta, es muy divertido sentir en tus manos algo tan palpable. Descubrí el papel mache hace poco y seguiré un rato. Me encanta hacer máscaras de animales.

Desde tu punto de vista y experiencia, ¿cómo percibes la situación del país para las artistas?, ¿cuáles son lugares en los que pueden dar a conocer sus trabajos?, ¿qué tan abiertos o cerrados son los canales de difusión?, ¿cuentan con apoyo de entidades públicas?, ¿consideras que las galerías responden a una suerte de centralización de la cultura?

Yo no estudié arte. No conozco a muchas personas que se dediquen a eso tampoco. Siento que no estoy tan metida en el medio. Sin embargo, he visto que hay muchas oportunidades para los artistas en CDMX. En realidad, creo que hay muy buenos espacios para el artista paria. Para el art brut. Para el outsider. Para el artista callejero. Nos han abiertos muchos medios y espacios para mostrar nuestro trabajo.

Ahora bien, no sé si sean suficientes para poder vivir del arte. Existe cierta elitización del arte moderno en espacios más masivos, en donde se mueve el dinero. Si no dices o te comportas de cierta forma establecida por la elite es muy difícil entrar, más allá de la calidad del trabajo, que siempre será subjetiva. Creo que, como artista, tienes que encontrar tu nicho, tu tribu, y ser leales a ellos. Yo estoy en una búsqueda constante.

Si pudieras participar en el diseño de cartel de algún evento cultural del país, ¿cuál sería y por qué?

En cualquier evento relacionado con la literatura. Cualquiera. Me encantaría reinterpretar alguna historia en mi estilo.

Para la difusión y circulación de tu trabajo, veo que tus canales potenciales son Etsy y Society6, ¿cuáles son las ventajas y los riesgos que encuentran las y los artistas al subir y promover su trabajo en la red?

Es difícil de promocionar. Todo el trabajo de difusión corre por tu cuenta. No tienes personas o galerías apoyándote. Pones los productos o la obra en estas plataformas y todo lo demás corre por tu cuenta. Las redes sociales y su accesibilidad ayudan mucho pero es un mundo salvaje allá afuera. Estar por tu cuenta puede ser brutal. A mí en lo personal me cuesta mucho la difusión. El marketing.

Como artista no piensas en estas cosas hasta que tienes que hacerlo. Tus fotos tienen que ser de cierta manera para que la gente las vea en Instagram, todas estas cosas cuestan trabajo aprenderlas si no tienes a alguien detrás. Ahora bien, lo bueno es esto mismo. Completa libertad para hacer lo que tú quieras.

****

Sigan a Tala Wakanda en sus redes sociales para conocer más de su obra; y por acá pueden adquirir algo de las maravillas que hace.