Shakira y J.Lo alzaron el poder femenino y el de la comunidad latina en el Super Bowl. El abrazo que se dieron demuestra que unidas podemos contra todo.

x Fer Belmont

El medio tiempo del Super Bowl es uno de los momentos más esperados durante el juego de la NFL, por años increíbles artistas han tomado el escenario para mostrar espectáculos increíbles, pero, lo que vimos ayer con Shakira y Jennifer López dejó sin palabras a muchos.

Dos mujeres, latinas, cantando en español (y en inglés evidentemente), tomando el escenario del evento deportivo más importante de Estados Unidos –un país donde en los últimos años la xenofobia acapara cada vez más titulares- es algo que deja boquiabiertos a más de uno.

Desde el anuncio de que Shakira y J.Lo tomarían el escenario del medio tiempo, usuarios de redes y medios de comunicación se dedicaron a comparar a ambas cantantes, si quien era mejor, si una iba a opacar a otra o que si no tenían el suficiente renombre para cargar con un espectáculo de tal magnitud.

Esto continuó durante la semana pasada en la conferencia de prensa donde la nota principal fue comparar los atuendos con los que asistieron y no lo que dijeron en el lugar, donde ambas aclararon que con este show buscarían dejar en claro el rol de los latinos en Estados Unidos: “La música y el deporte comparten el poder de unificar a la gente y es lo que buscaremos hacer en nuestro espectáculo en el Super Bowl”, dijo Jennifer López.

Por su parte Shakira comentó que “Es un momento muy importante para homenajear a los latinos y recordar la fuerza que somos en este país y en el mundo.”

Esto fue lo que debió salir en los medios, no cómo iban vestidas.

Por supuesto que hemos visto a grandes figuras femeninas en el Super Bowl: Beyoncé, Madonna, Katy Perry, Lady Gaga, por mencionar algunas. Pero, lo que lograron ayer Shakira y Jennifer López es dar una presencia a la mujer latina que muy pocas veces se ve. Ambas nos hicieron vibrar con sus éxitos, pero también reconocer e identificarte con música latina y con canciones en español, es algo que pocos pueden lograr y más en un escenario tan importante como lo fue el Hard Rock Stadium. No sé ustedes, pero, para mi poder cantar en español significa mucho.

Intentaron enfrentarlas y hacer comparaciones, pero ambas demostraron lo que dos mujeres unidas pueden hacer en un escenario. Ambas tuvieron sus momentos para brillar con sus éxitos y al final se unieron para cerrar con un momento espectacular. Ninguna fue más que la otra, nos regalaron un show como pocos, alzaron aún más el poder femenino y el de la comunidad latina.

El abrazo que se dieron al cierre del espectáculo demuestra que unidas podemos contra todo. No sé ustedes, pero yo me acuerdo y me vuelvo a emocionar, sentir ese poder femenino a cualquiera le pone la piel chinita.