Rose McGowan


Rose McGowan es pionera del movimiento #METOO. El mismo que tiene en juicio a Harvey Weinstein y que llegó a México con varias cuentas en Twitter que nos hicieron voltear y abrazar a aquellas personas que sufrieron algún tipo de violencia. Actriz reconocida en Hollywood y activista, vino este 1 de febrero a presentar Planet 9 y hablar un poco de feminismo en Cine Tonalá.

A dream for a better world es su corto de 16 minutos. En esta producción nos habla de la posibilidad de una vida totalmente libre del miedo. Este corto pertenece a su Planet 9.

Cuando tenía diez años creé un espacio seguro en mi mente llamado Planeta 9. Mi planeta es un sueño utópico al que he regresado en momentos de estrés, un lugar sin fronteras, un lugar de consuelo. En Hollywood fui vista como una mercancía. Hace cinco años, los astrónomos encontraron el Planeta 9, fue entonces cuando decidí crear los sonidos y colores que vi en mi planeta. Hoy me enorgullece decir que soy artista y vine a dar a la Ciudad de México una probadita de mi trabajo.

Ademas de hablar de su proyecto, la actriz nos contó un poco acerca de su vida después de #METOO y de cómo habla con aquellos hombres que se acercan a pedir ayuda a ella:

Algunos hombres vienen a mí y me dicen: “¡Quiero ser un buen chico!” Y les digo: “Sé el mejor, sé fantástico, sé el mejor en lo que hagas, sé el mejor en espíritu, sé el mejor feminista, sé el mejor pensando pero hazlo”.

Rose contó con la presencia de Mónica Mayer, la productora creativa y activista Elena Fortes y la escritora y directora Alejandra Márquez, quienes hablaron sobre el feminismo y el presente, pasado y futuro.

Cuando entendí que quería ser artista, me di cuenta que tenía que cambiar al mundo. En mi primera pieza feminista le pregunté a varias mujeres acerca de cómo era vivir en México, qué era lo que menos les gustaba. Y además de la contaminación y todo eso, varias coincidieron en que odiaban el acoso en el metro y pensamos: ¡Por fin se habla de esto! – Mónica Mayer.

Acerca de cómo se ve el feminismo en el futuro, las mexicanas son un poco pesimistas pero están convencidas de que las marchas y movimientos generados en los últimos años son un gran paso. Rose McGowan agregó que quizás lo único que nos queda es seguir luchando; que lamenta las situaciones que vivimos dentro el país, escuela y trabajos pero que debemos luchar y estar unidas, encontrar nuestra identidad como mujeres y unirnos.

Nací con una familia de mujeres fuertes. Tenía 23 años cuando inicié mi carrera e inmediatamente me di cuenta que nadie me tomaba en cuenta porque era joven, pero también porque era mujer. – comentó Elena.

Aunque fue una plática rápida, Rose, Elena, Monica y Alejandra lograron unir un espíritu en el cual todas las mujeres seamos mas conscientes de las mujeres a nuestro lado y de que la batalla continúa pero el feminismo la hace más fácil.

Rose McGowan