anticonceptivo


¡Por fiiiiin! Parece que, aunque con decenas de años de retraso, llegará el primer anticonceptivo inyectable para hombres. Recordemos que la píldora anticonceptiva femenina llegó en los años sesenta, pero que para los hombres no se había desarrollado ningún método anticonceptivo además del quirúrgico, es decir la vasectomía.

Según informó el medio británico Independent, el Consejo Indio de Investigación Médica ya terminó los ensayos clínicos con éxito y el tratamiento fue enviado al Controlador General de Drogas de la India para su aprobación. El doctor RS Sharma (quien ha encabezado los ensayos) aseguró que la inyección ha sido probada con 303 candidatos y ha resultado ser 97,3%  efectiva, además de no tener efectos secundarios.

Este tratamiento funciona mediante una inyección que debe ser realizada por un médico profesional bajo anestesia local en el conducto deferente, un tubo que contiene el esperma y se encuentra cerca de los testículos. La sustancia que se inyecta contiene el polímero llamado Steryne Maleic Anhydride, el cual fue desarrollado desde los años setenta e inhibe la producción de esperma. Es efectivo dura 13 años y después va perdiendo su potencia.

¿Cómo es posible que no existiera un anticonceptivo masculino todavía?

Considerando que una mujer es fértil una vez al mes mientras los hombres lo son diario y que una mujer se puede embarazar una vez cada nueve meses como mucho, mientras un hombre es capaz de fecundar varios óvulos al día; nos sorprende que haya tardado tanto en aparecer un anticonceptivo masculino además de la vasectomía.

No hay una respuesta clara a esta pregunta pero muchas teorías apuntan a que no hubiera sido redituable económicamente para las farmacéuticas, ya que no era un producto que los hombres estuvieran buscando. También hubo varios intentos que se quedaron sin ver la luz por los efectos secundarios que tendría. Eso no se aplicó en el caso de las mujeres, quienes los hemos soportado desde principios de los años sesenta. De hecho, en el primer studio que se realizó a mujeres en Puerto Rico, éstas (sin la información correcta sobre lo que se les estaba medicando) aseguraron tener fuertes efectos como cefaleas, mareos, náuseas y coágulos sanguíneos…

Por la razón que haya sido, no hay que perder de vista que quien queda embarazada tras una relación sexual es la mujer. Quien debe transitar las consecuencias biológicas en su cuerpo somos nosotras y a quienes más nos importan nuestros cuerpos ¡oh, sorpresa! es también a nosotras.

Esperemos que este año realmente salga al mercado el primer anticonceptivo masculino y así la fertilidad pueda ser una labor compartida.