Hello Seahorse


La noche del sábado 8 de febrero fuimos testigos de uno de los festejos más grandes de la escena independiente: los 15 años de Hello Seahorse! Y qué mejor para celebrar que con la presentación oficial de su nuevo material, Disco Estimulante, en uno de los foros favoritos de la banda, El Plaza. Con este nuevo álbum se aventuran a experimentar nuevos estilos, cerrar un gran ciclo y dar pie a una nueva faseta.

 Fotos por Angélica Rincón

Ver crecer a una de las bandas más sobresalientes de la escena independiente no tiene comparación; además de que tal logro lleva consigo una serie de cambios y evoluciones, tanto para la banda como para la escena. A lo largo de su camino han visto crecer a más agrupaciones, a foros e incluso el cierre de alguno de ellos.

Como invitados de la noche, Valgur se encargó de provocar a los fans con algunos temas de su único material, Zapandu. Con letras de denuncia y de acusación levantaron la voz con canciones como “Infancias trágicas”, “Bupu” y concluyeron con “El Pozo” para dar paso a Hello Seahorse!

Valgur

Con El Plaza en penumbras, esperamos a que Hello Seahorse! pisara el escenario. A las 9:00pm, uno a uno los integrantes tomaron sus respectivos instrumentos; no dejábamos de gritar y aplaudir eufóricos hasta que finalmente vimos a Denise. Sabiendo que estábamos enfermos de emoción, escuchamos “Remedios”

Me duele la cara y mandíbula
De tanto disimular
Que todo esta en su lugar

La dosis no termino ahí, porque luego de agradecer por acudir a esa noche, le siguió “Donde Estabas”. Nos encantó ver como Denise dominaba el escenario para ver a Bonnz, del otro lado a Burgos y Joe mientras se paseaba por toda la plancha. Le siguieron con “Me he convertido” y “Animal”, rolas con las que poco a poco iba subiendo la energía de todos los asistentes. De pronto sonó “Incendio” y todo El Plaza se prendió.

Hello Seahorse
Se apagaron las luces, los coros “olé olé olé olé, Hello Seahorse! sonaban una y otra vez para que la banda saliera. Otro bloque de rolas nos llegaron a los oídos, entre las rolas que más nos llegaron al cora fueron “Miércoles”, “El segundo” y “Criminal”, campechaneadas con “Dominó”, “Presencia” y “Sublime”, canción que tocaron con la formidable colaboración de Joaquín de Technicolor Fabrics, temitas de Disco Estimulante y Bestia que se sintieron como un apapacho. Para cerrar ese bloque tocaron una rola emblemática de su álbum Arumina, “Frontera (Sonic Ranch)”.

Me quiero perder a tu lado
Y morirme así

El Plaza regresó a las penumbras, estábamos en el último bloque de canciones. Una vez más el llamado a la banda “olé, olé olé olé Hello Seahorse!” resonaba en El Plaza, hasta que regresaron las luces y sonó “Arumina”, rola con la que todos los coros sonaron al unísono de la voz de Denis. Le siguió “La Flotadera”, que fue acompañada por todas las voces presentes; los fans saltaron y bailaron en toda la pista.

Él me respondió: “Esta es La flotadera
Y solamente sonrió
Peló los dientes y me sonrió

Continuaron “Para mí” y “Año quebrado”, donde Denise nos dejó muy atrás con súper rango de voz, aún así no dejamos de cantar y corear. Todo El Plaza se sabía estas rolas.

Hello Seahorse

En un breve espacio, Denise nos regaló unas palabras de agradecimiento. A pesar de sus nervios, agradeció a todos los que han apoyado a la agrupación, a sus familiares, y a todos los fans que han hecho posible que Hello Seahorse! llegue tan lejos a lo largo de estos quince años.

Después tocaron “Me has olvidado”, rola con la que es inevitable sentir un vuelco en el corazón. Siguió “No es que no te quiera”, que cantamos a todo pulmón. Y por fin, una canción que no podía faltar: “Bestia”. Toda la energía se multiplicó al doble para cantarla y claro, los brincos y los gritos no pararon ahí.

No tengo voz para decirlo
Por eso, vengo y te lo escribo
He deshonrado a mis principios (Otra vez)

Para cerrar espléndidamente, deleitaron nuestros oídos con “Mujer”, canción que es un tributo a todas aquellas mujeres que inspiran a crecer y aprender. Hello Seahorse! ha escalado y representado a toda una escena de una manera formidable, también, de la mano con su maduración, se a tornado consciente de las crisis y conflictos sociales. El sábado vivimos una catarsis de una década y un lustro de una banda enigmática.

Hello Sehorse