Por Alina

Bloody Bruxas reúne a personas no binarias apasionadas por las ruedas y la gráfica. Surgieron en 2017 ante la urgente necesidad de diversificar la escena skate y se han enfocado en crear ambientes seguros en los skateparks de la Ciudad de México.

Skates y rollers han formado una comunidad que busca abrir espacios y romper las barreras de género que por años se han interpuesto entre muchas chicas y su sueño de patinar en el quarter.

A través de eventos como Afila tu patín, una jornada de patinaje y actividades que reúne a decenas de participantes de toda la ciudad, Bloody Bruxas transforma el skatepark en un espacio de acción en contra del machismo.

Se organizan dinámicas de skate, clases para principiantes, mercaditas y un “tendedero de denuncias” en donde todxs pueden escribir su experiencia de acoso o violencia y recibir apoyo.

Laphie, patinadora y artista, asistió al Afila tu patín del pasado sábado y recuerda que en sus inicios fue rechazada por los hombres que dominaban el parque. Su caso es el de muchas más que concuerdan que una de las cosas más difíciles al iniciar a patinar es que el skatepark se siente amenazante.

Esta realidad es preocupante si se toma en cuenta que el patinaje ayuda a las personas que lo practican a vencer sus miedos, tener más confianza en sí mismas y formar comunidad.

El skate ha cambiado para bien la vida de muchas personas, como afirma Gogo que asegura “aunque suene cursi el skateboarding salvó mi vida”.

Hacerse presentes y actuar es la estrategia que Bloody Bruxas ha implementado para que los espacios para patinar sean seguros para ellas y para todxs. “No queremos ser tibias” dice Andrea.

La morras cada día son más dueñas del presente y redefinen día a día el rumbo de la historia de esta ciudad. Han decidido remplazar la competencia y el odio por crear comunidades sororas llenas de comprensión, valentía y apoyo incondicional.

Te recomendamos seguirlas en IG para conocer sus proyectos y enterarte de sus nuevos eventos: @bloodybruxas.