Devendra

El pasado lunes 25, Devendra regresó a la CDMX para dar un concierto en El Plaza, presentando su nuevo disco Ma, un álbum que Devendra Banhart grabó junto con el productor Noah Georgeson, en Kyoto, Japón, y que  terminó en el Sea Horse Studios de Los Ángeles, California.

Fotos por Kenia López

La noche estuvo llena de sorpresas, ya que entre el publico pudimos ver a varios músicos como Beto, vocalista de RawayanaPipe llores. Y sí, fuimos testigos de que, entre todos los fans, estaba Gael García Bernal ?.

El concierto era muy esperado por su fans, que poco a poco fueron llegando para tener un lleno total. La noche abrió con “Salvador y el unicornio”, quien toco varios temas como “Agua de coco” y “Carolina”.

Esperamos 15 minutos más, se iluminó el escenario con Devendra y sonaron los primeros acordes de “Is This Nice?”. Justo la primer canción del nuevo disco, una de las piezas en las que retrata mejor la relación madre-hijo esa parte amorosa, comprensiva y alentadora que las mamás suelen tener con sus pequeños, a quienes impulsan a seguir sus sueños. Le siguieron “Theme for a Taiwanese Woman in Lime Green” y “Kantori Ongaku”. 

Devendra hizo una pausa para saludar a todo su publico, dándonos un mensaje lleno de amor, haciéndonos consientes del momento que estábamos compartiendo con él y del simple hecho de sentirnos felices porque estamos vivos y respiramos. Después la gente se emocionó con “Mi negrita”, donde obviamente la mayoría de los asistentes se prendieron y cantaron a coro para continuar con éxitos como “Taking a Page”, “Fancy Man”, “Love Song”, “Brindo”, “My Boyfriend’s in the Band” y “Golden Girls”. Luego llegó otro momento especial con “Quédate Luna”, una de las canciones más importantes de Devendra.

La gente pedía a gritos “Baby” y “Santa Maria”, cabe mencionar que esta última casi no la toca en sus conciertos desde hace mucho pero México es México y nos regaló una versión corta de “Santa Maria da Feira” y después vino “Baby” completa, donde el publico lo entregó todo.

Pasamos al encore, sabíamos que la noche estaba a punto de terminar y entre los asistentes se escuchaban las predicciones de con qué canción cerraría. Después de una pausa de 5 minutos llegó “Carmensita” no sin antes despedirse y dedicarnos un beso para cerrar una gran noche llena de amor.

Y aunque el concierto se nos hizo un poco corto, te queremos Devendra, regresa pronto…