Dido

Llegamos al atardecer frente al Auditorio Nacional. Gorras, encendedores y playeras con el rostro de la cantante británica Dido adornaban el lugar. En las escaleras del auditorio había personas esperando a sus acompañantes mientras que otros buscaban la oportunidad de revender sus boletos.

Fotografía por Chino Lemus – Ocesa

Sí, Dido es aquella mujer que inundó nuestros oídos de niñas, la autora de las canciones que sonaban cuando cursábamos la primaria y secundaria. Es nuestro regreso al recuerdo que vivimos de los noventas en México. “Me ausenté por un rato y es que tuve un hijo. Ahora él tiene ocho años y no quería escribir una canción sobre él, pero sí la canto por él”.

Los asistentes llegaban y llegaban hasta ocupar gran parte de las secciones del Auditorio Nacional. Jóvenes, adultos mayores y personas de diversas edades acudieron a disfrutar de su música favorita noventera. Al entrar al auditorio escuchamos la voz de Sonia Stein acompañada de luces y un tecladista. Al ritmo de la artista nos preparamos para algo que esperábamos desde la infancia, la primera vez de Dido en México.

“Hurricanes” fue la canción con la que arrancó el concierto. Dido salió al escenario con una blusa tono rojo estampado, jeans negros y tenis blancos, acompañada de su guitarra café y músicos que compusieron la música durante todo el evento. Guitarras, percusión y luces fue un poco de lo que disfrutamos. La artista fue muy emotiva con el público y entre canciones hablaba un poco de su vida y de lo que cada una de ellas significaba antes de cantarla.

“Muchas gracias”, “¿Cómo estás” fueron algunas de las frases que la artista comenzó a decir en español para animar a la bandera. Muchos “Te amo” escuchamos por parte del público y ella se sonrojaba cada vez que las personas gritaban. “Life For Rent” fue otro de los temas que tocó el corazón de todos los asistentes al cantar el fragmento “But if my life is for rent and I don’t learn to buy”.

“Here With Me” y “Take My Hand” fueron las siguientes canciones más emotivas del concierto. Los músicos que la acompañaban aplaudían hacia los asistentes y esto provocó una energía viva para las siguientes canciones. “Thank You”. una de las canciones más conocidas y esperadas de Dido, y que actualmente llega a las 104,595,832 reproducciones en Spotify, fue memorable. Cantamos ese track que de niñas nos gustaba, tarareábamos y tal vez no sabíamos el nombre, el single que por muchos años estuvo en “Hits de los 90’s” y que constantemente reproducían en el radio.

La artista nos habló antes de dar inicio a cada canción, agradecida y con una sonrisa en el rostro nos cantó una bonita canción sobre la depresión “Have To Stay”.

Acompañada de cientos de luces de celulares que iluminaron el Auditorio Nacional y aplausos interminables dio fin al concierto con “White Flag”. Nos transportamos al último momento de la niñez, de la primaria y decimos adiós a Dido. Para la última canción la mayoría de los asistentes estaban de pie desde sus asientos, aplaudiendo más y más para despedirla. Al salir, varios vendedores de productos ofrecían “Tazas, dos por cincuenta” con el rostro del artista grabado y una pluma. La salida estuvo acompañada de puestos de comida, comerciantes y hamburguesas que tenían de fondo la canción “Thank You”.