piel

Seguimos hablando de la piel, en especial en la cara pero muchas cosas aplican para todo el cuerpo. Intentar tener una piel perfecta puede ocasionarnos mucho estrés. Si no logras quitar tus granitos, disminuir la resequedad o simplemente olvidarte de los puntos negros, puede ocasionar que compres o hagas cosas que le pueden estar haciendo mucho daño a tu cutis.

En el texto pasado hable sobre por qué es importante conocer nuestro cuerpo. Es importante saber que nuestro cuerpo es el que rige por completo cómo se vera nuestra piel.

Toma nota y fíjate bien estos puntos. Estos son algunos aspectos básicos para empezar a conocer tu piel y saber por qué se encuentra lastimada, seca, opaca o con granitos.

  • ¿Tomas agua?
  • ¿haces ejercicio?
  • ¿Limpias tu rostro en el transcurso del día?
  • ¿Andas triste, enojada o con crisis existencial?
  • ¿Utilizas protector solar?

Después de analizar todo esto, ahora tienes que saber que sólo tú podrás solucionar con tu día a día el problema; empezar a hidratarte, hacer ejercicio, etc. Sabemos que no estamos descubriendo el hilo negro y que es más fácil hablar que hacer, así que para que no mueras en el intento, te dejamos unos tips básicos de lo que sí se vale y que no:

Do’s

Exfolia: cuando lo haces retiras la suciedad y las células muertas de la piel. Así el producto que te pongas después servirá al cien.

Toma vitamina C: ayudará difuminar manchas y daños ocasionados por el sol, actúa como defensa contra los rayos UV (aun así utiliza tu protector solar). Si tienes acné, te ayudará a desinflamar, reducir las rojeces y limpiará poco a poco tu cutis.

Utiliza un tónico según las necesidades de tu piel: este ayudará a equilibrar tu PH, eliminará el cloro del agua y dará cierta hidratación.

Come verduras: está comprobado que las verduras son las que dan mayor hidratación al cuerpo, ya que ayudan a retener el agua por más tiempo. Un plato de verduras al vapor por la mañana es excelente para mantener una hidratación que se notará en tu piel.

Don’ts

Si tienes puntos negros  y barritos no los exprimas o intentes eliminarlos, solo ocasionarás que tu piel se marque, inflame y no lograrás sacarlos por completo. Visita a tu cosmiatra, ella te ayudará a eliminar todas esas impurezas .

No laves tu cara con agua caliente. La mejor forma de lavar tu rostro es con agua fría y así evitarás resequedad.

No gastes en productos milagro. Esos productos que te prometen que en uno obtienes todos, no lograrán hacerte nada. Una rutina de piel incluye al menos 4 productos para el uso diario: shampoo facial, tónico, hidratante y protector solar.

Aunque tus productos digan que ya contienen filtro solar, no te confies pues no será suficiente esa protección. Utiliza siempre tu protector solar pues será el único que te proteja de manchas en la piel y envejecimiento prematuro.

****

Estos son algunos de los consejos básicos que te puedo dar para que comiences con el  cuidado de tu piel. Ninguna piel es igual a otra y tu eres hermosa. Recuerda, te queremos #Khermoza #Guapichida #KheMonita