La cantante oriunda de Argentina llega por primera vez a México para presentarse en el Coca Cola Flow Fest, un festival que estará lleno de perreo y música urbana. 

Con tan solo 19 años de edad -recién cumpliditos, ¡felicidades!- Dakillah ha logrado abrirse paso por la industria del trap latinoamericano. Su primer acercamiento al rap fue por medio de su hermana que es cinco años mayor que ella: la acompañaba a la plaza del noreste de Virreyes, donde se encontraban con sus amigos que armaban pequeñas competencias. A los doce años comenzó a practicar y participar en las mismas. 

 

A los 16 años comenzó a trabajar con María, su mánager, y juntas consiguieron empezar a hacer de estas prácticas y competencias algo más tangible. Se juntaron con Sony, Nike, y otras marcas que le permitieron ir escalando y darse a conocer. 

Mucha gente habla de ganar plata, pero de eso no se trata. Se trata de ganar plata porque estás rompiéndola en todo lo que hagas.

Para Dakillah cada persona que participa en la construcción de sus productos es importante y elemental para su proceso creativo: no podría hacerse nada sin las bailarinas o el DJ sobre el escenario. Si no están, no es el proceso completo, si no está el productor tampoco; el equipo es lo más importante.

Sobre su presentación en el Coca Cola Flow Fest, nos dice que será el primero pero no el último. Una presentación donde se dará a conocer nuevo material, va a estar buenísimo, va a romperla durísimo. Nos cuenta que está emocionada por conocer al público mexicano, que espera buena vibra, mucha energía y que se quedará en el país una semana para realmente conocer a la gente mexicana, pa’ que no le digan, que no le cuenten.

En este festival trabajará con un crew basado en el que tiene en Argentina, pero 100% mexicano, lo que presenta también un reto emocionante para ella: un equipo totalmente nuevo que muere por conocer.

 

Cuando le preguntamos qué tal es para ella ser mujer en este medio, esto fue lo que nos dijo:  A mí siempre me han tratado igual que a los hombres, pero quizá es porque yo siempre fui un pibito. Platicando con otras artistas, me han contado que a ellas sí les presentaron obstáculos, como que no las dejaban subirse a rapear o competir.

Metiéndole ganas eso se puede cambiar. En todo lo que hagamos tenemos que ponerle ganas, no parar, constancia, paciencia. Somos una cultura que cada vez crece más y ¡vamos a romperla!

 

Sigan a Dakillah en sus redes sociales y nos vemos en el Coca Cola Flow Fest para perrear con ella. El fest se celebrará el próximo 23 de noviembre en el Auditorio Hermanos Rodríguez, y si aún no tienen sus boletos, los pueden encontrar aquí.