Festival Sónar, uno de los festivales más importantes de España, llegó a México para presentar su primera edición en el Parque Bicentenario. Pudimos escuchar las voces de féminas cómo Noa Sainz, Charlotte de Witte, Flohio y Fátima Al Qadiri, además de la experiencia estética de los visuales de Nosaj thing x Bureau Cool, Richie Hawtin Close y la energía de Jesse Baez en el escenario.

Fotos por Nancy Mookiena

Día caluroso y nublado. Salimos de la estación del metro Refinería y nos guiamos por la esencia verde del Parque Bicentenario. Entrar, caminar hacia el festival, ubicar los sitios más cercanos y escenarios: Sónar Lab, Sónar Dome y Sónar L. Encontrarse por primera vez en el Sónar México fue redescubrir una forma de involucrar instalación, audiovisual y música electrónica.

SónarClub fue el escenario principal del evento: cubierto por una carpa gigante se convirtió en la pequeña discoteca del día. Flohio, Kidd Keo, George Fitzgerald, Badbadnotgood, Bonobo y Skepta fueron los destellos de ese espacio. En SónarLab disfrutamos la presencia de Dj Seinfeld, Daniel Avery, Mall Grab y Alizzz.

SónarDome fue el escenario circular blanco en el que se podía sentir el perfecto nightclubbing del festival. Ahí tuvimos la presencia de mujeres creativas como Nadia Granados, Fatima Al Qadiri, Sita Abellan y Cashu BSB Badsista.

Foodtrucks, carpas para comer, stand de Absolut Vodka, una pequeña pista de patinaje con maquillaje y luces, instalación de cocolab, escenarios para tomar fotos y jardines verdes para descansar, fueron algunos de los espacios para disfrutar durante el festival.

En Sónar se utilizó el sistema de uso de vaso reciclable para consumir bebidas. Un festival que se preocupa por el medio ambiente invita a sus asistentes a ser responsables de lo que toman y tiran la basura en su lugar, pero aún mejor, se preocupan por reutilizar.
Disfrutar de la música, quedarse inmóvil ante los visuales y patinar sobre una pista de colores fluorescentes fue un poco de lo que trató Sónar México. Noa Sainz nos impactó con sus tonos R&B. Rojos, amarillos y naranjas fueron algunos colores presentes en el escenario. “Me llamo Regina Isabel Vallejo” habló al público.

Jesse Baez salió al escenario con emoción, actitud de pasarla bien y cantar un poco con los asistentes. En la primera edición del Sónar  también vimos a Cashu B2B Bad Sista, que nos encedió con sus ritmos y visuales. Badbadnotgod fue el momento para emocionarnos antes de sentir las vibraciones de uno de los que se llevó la noche, Richie Hawtin. Nosaj Thing x Bureau Cool nos hipnotizó con dualidad de ritmos, visuales y diálogo en torno a ellos.

Durante el festival hubo una esencia fresca de las cosas: música, escenarios y personas que sólo desean pasar un rato agradable escuchando música. La primera vez en México implicó muchos retos y deseos de los asistentes; mejor distribución de los sanitarios junto con los escenarios, mejor señal para comunicarse.

Lo que nos dejó Sónar 2019 fue una fresca bienvenida al festival de electrónica y creatividad más emocionante; muchas luces, visuales y experiencias sonoras además del deseo de que se repita el próximo año.