Sara Hebe

A diez años de su primer disco, Sara Hebe por fin visita México. Seguramente muchas compañeras feministas ya la conocerán, pero para ampliar un poco nuestra perspectiva platicaremos brevemente sobre esta artista que próximamente visitará nuestro país. Buscamos acercarla a personas que seguramente se identificarán con sus letras y, como nosotras, también querrán bailar al ritmo de sus canciones. 

‘‘Nuestra venganza es ser felices’’. Honestamente, desconozco quién haya dicho esta frase, pero yo se la leí alguna vez a la Havi y me dejó pensando bastante. Personalmente, muchas veces vivo haciendo corajes, frustrada, enojada y triste por todo lo que pasa en México, en América, en el mundo, pero cuando leí esa frase, bajé la guardia y respiré.

Algo muy parecido me pasa cuando escucho la música de Sara Hebe. Es cierto que se trata de reflexionar, de ser conscientes, pero creo que es injusto que el precio a pagar sea nuestra propia felicidad, es injusto mientras que los culpables de todo aquello no se sienten como tal, andan por ahí quitados de la pena, gozando de la impunidad que no para.

¿Y entonces qué? ¿No se vale llorar, gritar, quemar? ¡Claro! ¡Siempre! Y, últimamente, las manifestaciones que se han llevado a cabo por parte de grupos feministas nos recuerdan que nunca olvidamos, que nunca dejamos de luchar. Por esa razón y por el simple hecho de existir y resistir, nos merecemos cantar y bailar, nos merecemos llorar también de felicidad, abrazarnos entre nosotras, poder reír y mantener la esperanza.

 

Todo eso lo hace posible la cantante argentina con un discurso político y una postura que ha mantenido desde 2009, cuando sacó su primer disco La hija del loco.

Desde ahí ya empezaba a mezclar sonidos, a recitar su poesía sobre cualquier ritmo. Rap, por supuesto, cumbia, sí por favor; dancehall hasta abajo y la fuerza de una voz que está segura de lo que dice. 

En 2012 sacó su segundo material: Puentera y para 2015 saca el tercero, Colectivo Vacío.

Nos pone en palabras claras esas ideas que nos hacían ruido pero no sabíamos por qué, aquello en lo que ya habíamos pensado pero tal vez iban a decir que estábamos locas, ahora vemos que no. El mensaje se mantiene, los ritmos pegajosos también.

Esto hace que toda esa reflexión que resulta abrumadora, nos pase un poco más ligera, ya que muchas veces nos hace caer en cuenta de nuestro propio machismo interiorizado, de nuestras violencias, pero también nos hace entender que no estamos solas, que no somos las únicas. Como dirían las chicas de Tribade, Sara Hebe nos interpela pero amorosamente, y en el proceso de deconstrucción nos acompaña. 

Ya en este punto había incursionado hasta en el reggae y al igual que lo hace el sonido, las letras también fluyen. Habla de lo que siente, de lo que ve y de lo que la conmueve, todo es natural, orgánico. Toca temas como la migración, lo trans, la religión, la policía, el aborto, el capitalismo, la nacionalidad, la diversidad sexual, aún tan castigada, tanto por instituciones como por la sociedad. 

Ahora viene presentando su más reciente y tan esperado disco Politicalpari. Acá se vino fuerte, apoyándose en su productor de cajón, Ramiro Jota. Lo que comenzó con un sencillo (Violeta Perro), culminó en un álbum poderoso, con colaboraciones fuertes como Mi$$il y Sasha Sathya, latinoamericanas que, al igual que Sara, combaten a través de la música a este heteropatriarcado.

Si empezamos a hablar de este último álbum en verdad que no terminamos, mejor escúchenlo, gócenlo tanto como nosotras y nos vemos en los toquines para cantar y bailar hasta quedar afónicas y con los pies adoloridos. Además recuerden que tendrá invitadas de lujo, así que no se lo pueden perder.

 

Por acá les dejamos las fechas de las presentaciones Sara Hebe para que no se pierdan nada de lo nuevo que amenaza con llegar:

16 de octubre en Foro Alicia, CDMX

18 de octubre en Foro Multicultural THE PIT, Cuernavaca

19 de octubre en Punto Gozadera, CDMX. Directo en taquilla o inbox a Punto Gozadera para boletos en línea.

25 de octubre Convivio, Oaxaca

30 de octubre en Pan y Circo, CDMX