Temples

Después de “Un nuevo mundo psicodélico por explorar” y el intenso recorrido por los álbumes que forman la carrera de Temples, llegó el día de nuestro date en el Foro Indie Rocks! Este fue sin duda, el momento perfecto para explorar Hot Motion y descubrir en vivo los sonidos que nos ofrece la nueva placa. Mucho tenemos que agradecerle a Hipnosis por traer a los ingleses a nuestras tierras.

FOTOS POR CREEPY 

Antes de continuar hablando de la maravillosa noche de Temples, necesitamos hacer una pausa obligada para contarles de Flamingo Sunset, acto telonero. Esta banda es mexa y tiene una propuesta bien aterrizada, llena de guitarras eléctricas, efectos y letras que de inmediato logran transportarnos a otra época. Realmente vale la pena darles una oportunidad.

El tiempo avanzó lento. El público aclamaba el show estelar con gritos y silbidos. Fue una hora después que James Bagshaw, Thomas Edison, Adam Smith y Samuel Toms pisaron el escenario y arrancaron con fuerza. “The Howl” nos dio la calurosa bienvenida. Enseguida “Certainty” y su electrizante sonido se apoderó del lugar y la adrenalina aumentó en los asistentes que se pusieron a corear.

De pronto volvimos a Hot Motion, esta vez “You’re Either On Something” se impregnó en nuestros oídos.  Una pantalla con visuales del momento fue el plus del show. En “Colours To Life” nos dejamos llevar por el ritmo que nos explotó la cabeza. Más tarde, la distorsión se hizo presente cuando inició “Holy Horses”. “I Wanna Be Your Mirror” “Golden Throne” nos recordaron sus primeros álbumes mientras cantamos y bailamos.

Fue nuestra primera vez con “Atomise”, “Context” y “The Beam” del nuevo disco que vio la luz el 27 de septiembre y nos unió esa noche. Las clásicas de Sun Structures tampoco faltaron. “Keep In The Dark” hizo estallar la mente de los presentes que se movían al compás de la rola sin parar. Con “Shelter Song” pasó lo mismo, pero aquí las luces hicieron match con el ritmo y los visuales no dejaban de perseguirnos.

Por fin pudimos deleitarnos con el sencillo del nuevo corte “Hot Motion”. En este punto se podía notar a la banda y público conectados y el resultado fue una impresionante ola de calor que se pudo bajar con una cerveza bien fría. Los británicos fingieron su despedida. Segundos después volvieron con “A Questions Isn’t Answered” y guitarrazos desgarradores apoyados por las palmas del público.

“Mesmerise”, y el mundo de sintetizadores que acompañan este tema, marcó el final de la velada. Este cierre estuvo potente, tanto que para todos fue difícil dejarlos ir, pero quedamos satisfechos por la calidad de concierto que se rifaron. Por cierto, ¡qué estilazo! Esas melenas abundantes que agitaban de un lado a otro y outfits tipo glam rock se robaron nuestro corazón.