Kaiser Chiefs

Anoche, 21 de octubre, la CDMX desbordaba música para todos los gustos, teníamos cuatro conciertos en diferentes sedes y logramos cubrirlos todos. Esta reseña es de cómo se puso Kaiser Chiefs en el Plaza Condesa.

Fotos x Kenia López

Antes de las 8pm ya se visualizaban los puestos con mercancía de la banda inglesa y el olor de las empanadas que venden al lado del venue cada vez ganaba mayor espacio en los alrededores de El Plaza al igual que los asistentes del concierto.

Minutos antes de la hora marcada en el boleto, las luces comenzaron a bajar en señal de que la banda estaba a punto de salir. Desde que llegaron al escenario, los Kaiser Chiefs lo hicieron con toda la actitud, sacudiéndonos por completo la sensación de “lunes”. Anoche el Plaza se transformó por poco más de una hora en un viernes de rock, fiesta y pura buena onda.

Kaiser Chiefs

Ricky Willson nunca dejó de brincar y animarnos a que hiciéramos lo mismo. Además, durante las tres primeras canciones les dio a los fotógrafos sus mejores movimientos, subiéndose a la batería de un salto y sobresaliendo sobre todo el foro. La emoción del vocalista quedó plasmada en las galerías y videos de la noche del 21 de octubre en el Plaza.

A los pocos minutos de haber empezado la banda ya se había adueñado por completo del escenario y también de nosotros, contagiándonos de su felicidad de poder compartirnos en vivo Duck, su nuevo disco, y nosotros también estábamos emocionados por recordar grandes momentos con éxitos de los Kaiser Chiefs, que podrían considerarse ya emblemáticos del indie.

Las cervezas pasaban de un lado a otro y todos fluíamos al ritmo del teclado en “Na Na Na Na Naa”. La intensidad de la guitarra y la batería combinada con los sonidos secos que hacía el micrófono al caer de las manos de Ricky, te invitaban a soltar la cerveza y celebrar la actuación con cantos, brincos y bailes.

El orden del setlist se mantuvo fiel al dicho “lo mejor para el final” y durante la última parte del concierto nos sirvieron un shot de emociones y recuerdos con —en el siguiente orden — “Everyday I Love You Less and Less”, “Ruby” y “I Predict a Riot”.

Después de una breve pausa, regresaron con un encore que incluía el cover a “Pinball Wizard” de The Who, el cual interpretaron durante la Ceremonia de Cierre de las Olimpiadas de Londres en 2012 y finalmente nos dijeron adiós con “O My God”, canción del disco Employment.

Al salir recordé que era lunes pero ya iba cargada de energía de viernes.

¡Gracias Kaiser Chiefs!