Kakkmaddafakka, los noruegos mas energéticos de Bergen, vuelven a CDMX a presentarnos su nuevo material Diplomacy, que está ¡uffff! Si aún no los conoces porque has vivido abajo de una piedra, te diremos unas super razones, además de su música,  para que los conozcas mejor, los escuches y te animes a verlos.

1.Creadores de contenido

Los chicos de KMF son realmente activos en su canal de YouTube.  Además de sus vídeos musicales, podemos encontrar documentales de sus shows, documentales de como grabaron su último disco, streamings donde interactuan con sus fans (muy raros pero chidos), shows extraños que solamente a ellos se les hubiera ocurrido; como un show de preguntas llamado Under the skin donde el host es Stian Sævig (voz y bajo) pero en ese show está en su faceta de Sti Cobra (proyecto alterno).

Como les mencionamos, Kakkmaddafakka suelen hacer streamings que de verdad ¡deben de verlo! nada como ver a tu banda favorita haciendo una entrada al estilo Bad Romance de Lady Gaga

2. Aman a su público mexicano

Y no solo amor así simple, el propio Axe dice que se inspiró en sus fans mexas para la canción Naked Blue (que viene dentro de su nuevo material Diplomacy) y la hizo para nosotros.

 

3. La música, ¡obviooo!

La música de KMF es muy versátil, los chicos tienen la destreza y no les da miedo mezclar influencias de rock, hip hop, surf, disco, ska, R&B; metan todo eso a un recipientes, denle vueltas y eso es Kakkmaddafakka. Y así mismo es la belleza de Diplomacy, su sexto álbum, el cual fue producido por Matias Tellez, vocalista de Young Dreams bajo el sello de Mafia Records.

Este disco refleja la madurez de la banda tras casi 15 años de haberse formado, sin perder la frescura y la adrenalina que la banda transmite. 9 canciones entre las que podemos encontrar temas melancólicos como “Frecuency” y super bailables como “Sin” del cual estrenaron vídeo este mes.

¡Estos divertidos y talentosos noruegos estarán este viernes 25 de octubre en El Plaza Condesa! Busca boletos porque ya es Sold Out, pero si ya tienes tu boletito entonces nos vemos en la pista de baile, ¡wuuu!