Aún recuerdo la primera vez que nos conocimos, Hipnosis, eran épocas decembrinas y llegaste a mi como el perfecto regalo de Navidad. La expectativa que creaste en mí se quedó corta con los extraordinarios momentos que me has regalado, las nuevas personas que has traído a mi vida y las increíbles bandas que has llegado a presentarme.

FOTOS x PEPPERS

Te vi desde que no parecías más grande que un feto ingeniero, pero al instante te ganaste mi corazón y a pesar de que constantemente te reinventas, cada año te sigues ganando mi corazón. Ahora has regresado en una forma diferente, tirándole desde el shoegaze hasta el progresivo, tanto a las nuevas formas de interpretar la psicodelia, como a aquellas que se hacen hace más de 20 años.

Dicen que una siempre regresa a los lugares donde fue feliz y ahora que escucho Huixquilucan, sólo puedo pensar en los preciosos de King Gizzard (¿quién lo diría?). Ahora regreso a ti, Hipnosis, a crear nuevas memorias, esperando que sigas sorprendiéndome.

GIRLS! GIRLS! GIRLS!

Siempre me ha gustado que has traído bandas de riot grrrls de la era moderna, aquellas que bien reinventan ese panorama que nos abrieron Patti Smith o Joan Jett bajo su propio estilo y reglas. Desde que te presentaste conmigo venías con las Death Valley Girls, con mucha energía y un órgano precioso; posteriormente las Stonefield llegaron como un rayo, estrepitosamente, a activar todos nuestros sentidos. Este año te latió una onda más garagera, y sabiamente elegiste a The Darts, una banda que pareciera salida de ultratumba, capaz de levantar un día gris y llenarlo de color.

Arruinaste mis zapatos, pero abrazaste mi corazoncito

Tu espacio es un poco más bondadoso que el del año pasado, se mira más extenso y verdoso, aunque la incesante lluvia se esmera en hacer de las suyas para hacernos perder de todo glamour. No nos importa, cuando hay música chingona, las fotos de Instagram pasan a segundo plano.

Close your eyes and hear my secret

No importa lo hostil que pudiera tornarse el terreno, cuando resuenan las armonías de Crumb y Mild High Club, se llena de paz todo el ambiente, nada nos molesta, nada puede perturbar esos momentos tan dulces. No sabemos si se nos escurre el moquito por el frío o porque ya andamos chillando de la emotividad.

Los Mild High Club tienen un verso que bien engloba lo que nos hicieron sentir esa tarde:

Please just have a laugh with me
‘Cause you know I’m borrowing by now
These sounds, have already crowned
Come on it’s a silly dream
Dreaming of the imagery unfound
The view sits nice from that cloud

Aunque no todo el tiempo fuiste dulce, tuviste momentos con estruendos que difícilmente podremos superar, adentrándonos al sueño que llevaba por nombre The Claypool Lennon Delirium, regresándonos a la psicodelia que sentó las bases para muchos de los sonidos del presente y futuro con bandas con más de 20 años de antiguedad como Stereolab y Fu Manchu.

Entre Uncle Acid and the Deadbeats y Fu Manchu encontramos la rudeza de tus tierras. Nos cargaste de vibra stoner y nos diste un viaje a Palm Dessert y sus influencias sesenteras con tintes de metal. Ahora sí que tuviste algo para todos los gustos y, ¿qué crees?, nos fascinaste.

No estoy llorando, es la lluvia…

Los momentos más emotivos de la noche estuvieron a cargo de las leyendas. Para ese entonces ya no estaba lloviendo, pero gotas de agua seguían deslizándose por nuestras mejillas desde las primeras notas que emanaban de los instrumentos de los protagonistas de este pequeño relato.

The court of the Lennon & Claypool kings

Sean Lennon tiene un ENORME nombre que lo precede, y al cuál siempre le ha hecho honores con sus múltiples proyectos. Para los que estuvimos ahí, difícilmente podremos volver a nombrarlo como “el hijo de John Lennon”. La próxima vez que hablemos de él será diciendo (con todas sus letras): “es el dude de Claypool Lennon Delirium”. Les Claypool tampoco puede quedarse atrás, y de nuevo, gracias Hipnosis, por este viaje único a su planeta.

Oye, Hipnosis, parece que te gusta un buen hacernos chillar, y te pasaste con tu show de Stereolab, digo ¿cuántos no estuvieron esperando esta presentación por décadas? Pues gracias por hacerlo posible, de verdad, hasta olvidé que mis calcetines ya estaban llenos de lodo por unos momentos. Aún me pregunto si ese show fue real, ¿alguien me lo puede corroborar? Fue quedarse (literalmente) hipnotizada viéndolos.

Tecueme bebecito hipnótico

Volviendo al inicio, aún recuerdo tus inicios, aún eres un bebé, Hipnosis. De la mejor manera puedo decir que caminas pero todavía no corres. Me gusta que hayas puesto un escenario para bailar, tus fogatas volvieron a calentarme una vez más, y qué bellezas podías encontrar en tu bazar. Tal vez te harían falta más actividades, más espacios para cubrirte de la lluvia o acondicionar un poco mejor el espacio, porque está cabrón pelear contra la naturaleza.

(Puntos extra por esos baños con luz, agua, jabón y papel.)

Vas muy bien bebé, seguirás siendo esperado año con año, sabemos que eres amado por muchas personas y nos has demostrado de lo que eres capaz. Síguele echando un buen de ganas siempre, que nos morimos si algo malo te pasa. Recuerda que muchos te sentimos como si fueras nuestrx propio bebé. Tecueme, nos vemos pronto, en el próximo viaje.