Billy Idol

Al ser El Palacio de los Deportes el punto de reunión para todos los fans de Billy Idol, la lluvia no fue ningún impedimento para asistir a la primer visita del cantante en nuestro país. Conforme nos íbamos acercando al venue, se iba notando cada vez más la tan particular vestimenta de todo buen rocker: chaquetas y pantalones de cuero con estoperoles y parches por doquier.

Fotos x Chino Lemus/OCESA

También notamos que muchos jóvenes venían acompañados de sus padres, o más bien al revés; padres venían acompañados de sus hijos.  Din duda William Michael Albert Broad ha sido un artista que sigue sonando en muchos bares hoy en día y que con su música ha ido pasando de generación en generación.

Originalmente serían dos bandas las que serían teloneros de Billy Idol: Cherry Glazerr y Changeover. Al final solo fue Cherry Glazerr, una banda de rock originaria de Los Ángeles, California, la cual es liderada por Clementine Creevy. Claro, tenía que hacerse presente el girl power en el escenario.

Finalmente llegó la presentación de Billy Idol, la cual dio inicio con “Cradle of Love”, siguiendo con Dancing with Myself” y poniendo a todos los espectadores a bailar. ¡Justo lo que esperábamos! Billy Idol no dejaba de agradecer y dar a conocer lo feliz y entusiasmado que se encontraba al estar en tierras aztecas.

El interprete también sacó su lado sentimental con canciones como“Ghost In My Guitar” y “Eyes Without A Face”, la cual tuvo un intro acústico a cargo de su guitarrista Steve Stevens, quien nos dejó un buen sabor de boca con sus múltiples solos de guitarra. En uno de ellos tocó el principio de “Stairway to Heaven”, de Led Zeppelin.

En el transcurso de la noche Billy nos sorprendió con la energía que aún mantiene dentro del escenario, incluso se aventó a tocar un solo de guitarra mientras sostenía la bandera de México. También se puso creativo con sus múltiples outfits; desde una gabardina, una blusa con encaje, hasta la chaqueta de piel repleta de estoperoles muy al estilo punk. Sin duda algo que lo caracteriza.

¡Gracias por una gran noche!