Valentina Moretti

La dulce voz de Valentina Moretti me contesta el teléfono, me pregunta cómo estoy. Tras unos minutos de smalltalk, comenzamos a platicar sobre su vida, las cosas que le gusta hacer, cómo ha llegado hasta donde está ahora y sus inspiraciones.

Actualmente es productora y DJ, aunque su carrera formal fue relativamente es corta (dos años), la música ha estado presente en su vida desde pequeña. Su padre era músico y tocaba la batería, ella también. No ha tenido una vida fácil pero a pesar de todas las cosas en su contra, ha logrado perseverar e ir construyendo un camino que le permita cumplir sus metas.

A la corta edad de trece años Valentina Moretti decidió que en la Ciudad de México no había oportunidades para ella. Tampoco contaba con lazos familiares o afectivos, así se dispuso a cruzar la frontera de forma ilegal hacia los Estados Unidos. En Texas tenía un tío a quien buscó cuando llegó pero desafortunadamente él no le abrió las puertas. Una familia local la acogió y ayudó, la metieron en una escuela donde tuvo una tutora mexicana que también la apoyó.

En Estados Unidos tuvo acceso a la educación formal y también aprendió a tocar el piano, aunque nada fue miel sobre hojuelas, se mudó a Nueva Zelanda para sanar:

Es un país que te abraza, el país más feliz del mundo.

Después de estar una temporada por allá, se lanzó a CDMX para perseguir sus metas musicales. Acá llegó directo a estudiar y a trabajar en una fábrica de chocolates, donde rápidamente se dio cuenta que no era algo que le iba a ayudar si quería conectar con gente en la industria que le interesaba. 

Valentina Moretti estudió producción musical y marketing. Le gustan el anime, los videojuegos (tanto que ha llegado a musicalizar algunos) y tener libertad creativa. Comenzó a trabajar en el Centro de Cultura Digital y fue la  primera mujer trans en trabajar para la Secretaría de Cultura. Esto le permitió representar a la comunidad LGBT+ en puestos de gobierno, donde es casi impensable que esto suceda.

Ha tenido la oportunidad de dar clases de música a mujeres y niñas víctimas de violación. Hasta la fecha ha tenido que soportar discriminaciones y abusos, pero al mismo tiempo, estar en ese puesto le ayudó a transmitir una imagen distinta sobre los prejuicios hacia las personas trans en este país.

México necesita trabajar en el respeto y los valores. Hay una nube oscura que afecta a los ciudadanos; deberíamos tener la oportunidad de ser libres a la hora de expresarnos, debemos de construir puentes entre nosotros

Mientras laboraba en la Secretaría de Cultura también producía música. Se dio cuenta que aquí, dependiendo de la escuela en la que estudiaste (y de las conexiones que tienes), es la medida de tus oportunidades. Con el tiempo creó una base de datos, comenzó a escribir a clubs, bares, antros… hasta que le dieron la primera oportunidad de tocar en un lugar: una marisquería (dos años después ya estaba tocando en EDC 2019).

View this post on Instagram

@festivaldefrente 📸 by @soyelsamurai

A post shared by Valentina Moretti (@valentiinamoretti) on

Sobre su música me cuenta que le gusta no encasillarse; más bien divertirse, disfrutar las transformaciones que van teniendo sus proyectos; jugar con el concepto girly, mezclar ritmos. Hace electrónica independiente, toma elementos del dance, trap, deep house, y muchos más.

Comenzó a colaborar con Emilio Acevedo de Sonido Lasser. Estuvo en el top 50 de mujeres en la música electrónica de VICE. También es embajadora de marcas de software. Su vida ha dado un giro de 360° y todo se lo ha ganado luchando. 

Hay que luchar, aguantar, creer en ti porque sólo te tienes a ti. Las ganas que tienes son tu gasolina…con el hecho de existir ayudas a la comunidad.

Estar pegando en esta industria también le ha permitido representar a la comunidad trans en algo distinto a las industrias de belleza o prostitución (que es lo que se cree se pueden dedicar). Cuenta que mucha banda se ha acercado a ella para preguntarle cómo ha llegado hasta donde está, le han pedido ayuda y consejos. Se siente orgullosa de poder ser un tipo de ejemplo, de poder ayudar y que la música que hace, sirva también como terapia. Dice que todo lo que produce, debe tener un mensaje.

Dentro de sus inspiraciones están Kraftwerk, Tangerine Dreams, Deep Purple, Depeche Mode, Madonna, Klaus Nomi, entre muchos otros.

Su último material es “Disco Sex”, una pieza divertida, medio pink, medio house y definitivamente muy del futuro de los ochentas. Se estrenó y puedes encontrarla por medio de las principales plataformas de streaming, donde también puedes seguir escuchando a esta exitosa DJ y productora que cada vez nos sorprende más.

Actualmente está preparando su álbum debut. Este contará con colaboraciones con artistas como Nortec, Jessy Bulbo, Sonido Lasser, Víctimas del Doctor Cerebro, entre otros. Irá sacando sencillo por sencillo. Lo espera aproximadamente para noviembre, pero no quiere apresurar las cosas. Quiere que lo que salga, sea perfecto y hermoso. Con sonidos electropop, voces a su cargo, algo coqueto.

****

Definitivamente tener la oportunidad de escuchar un cachito de historia de Valentina Moretti fue una delicia, como si platicara con alguien que conociera desde mucho tiempo atrás. La emotividad de sus palabras me contagió, su esperanza fue una sorpresa inspiradora para este modo de vida al que estamos acostumbrados a repetir día con día. Due una bocanada de aire fresco, fue querer que todos en el mundo puedan cumplir todo lo que se proponen, fue creer que podría suceder.

Valentina, en CHIDASMX te agradecemos tanto ese optimismo, abrazos.