¿Vale la pena ver a The Cure? Alguien, muy joven por su puesto, preguntando antes de comprar el boleto para el próximo concierto de la cura en la CDMX. No hay dudas para responder.

Y sí, claro que vale la pena, The Cure tiene un sonido característico e inconfundible: oscuro, intenso, denso y proveedor de felicidad. En concierto son brutales y en México los amamos, ellos responden al cariño de su séquito. Basta recordar su última visita a nuestro país hace seis años, en donde tuvimos 4 horas de éxitos; un concierto memorable que disfrutamos cada minuto y en donde salimos más que satisfechos.

Banda de culto

La agrupación que pasó por el post punk, gótico, new wave, leves tendencias electrónicas y pop, ahora tiene simplemente con un sonido inclasificable.

La cura que permite disfrutar un concierto del año 1986 (The Cure in Orange), analizar sus letras introspectivas y existenciales una y otra vez e identificar a la primera nota muchas de sus canciones. Eso nada más le pasa a una banda de culto.

The Cure ha persistido a cambios en su alineación, demandas laborales, depresión, chismes y su posible desintegración; no cualquiera logra 13 álbumes de estudio, 34 sencillos y numerosos recopilatorios y reediciones. Su historia no parece terminar, este año ingresaron en el Salón de la Fama del Rock and Roll y esperamos su decimocuarto trabajo de estudio.

Tiempo de celebración

Smith y compañía recientemente celebraron 4O años de trayectoria con un concierto en Hyde Park al que asistieron más de 65 mil personas. Fue grabado por el cineasta Tim Pope y presentado en cines como el concierto documental The Cure: Anniversary 1978-2018. En México lo pudimos ver en agosto, apenas para calentar terreno hacia su próximo concierto en el Foro Sol, el próximo 8 de octubre.

Y es que tuvimos días eufóricos de rumores antes de su confirmación, ahora falta poco para verlos y sin duda la expectativa es alta, además de la celebración por su trayectoria tenemos el cumpleaños 30 del Desintegration (1989), uno de sus discos más exitosos y aún emocionantes.

La respuesta sigue siendo sí, vale toda la pena un boleto para ver a The Cure en concierto, no importa si ya los viste o es tú primera vez, siempre lo hacen diferente ¿por qué camino nos llevara la cura está vez?