Ride Your Wave

Hace tiempo que las caricaturas dejaron de ser sólo para niños. Cada vez se crean más animaciones hechas para adultos, algunas de ellas para reír y otras más con un mensaje que necesitamos escuchar. Ese es el caso de Ride your wave, película japonesa que tiene mucho que enseñarnos.

No queremos darte ningún spoiler para que este 27, 28 y 29 de septiembre la disfrutes al máximo; aún así hay varios puntos del filme que vale la pena tocar.

La torpeza: un rasgo bastante común en las animaciones japonesas, al principio logra desesperar un poco, aunque muchos que sufrimos de problemas como ansiedad, inseguridad o déficit de atención, podemos entender. Claro que también queremos que el mundo alrededor entienda qué pasa y por qué tenemos ciertos accidentes con cosas tan comunes.

Luchar por tus sueños: con todo esto que ya mencionamos, también vemos que no hay sacrificio demasiado grande para poder seguir tus sueños. Desde estudiar lejos de tu familia o pelear por aquella carrera que tanto anhelamos.

Agradecimiento: la trama nos muestra en uno de sus personajes cómo  es que fue marcado por un suceso de niño. Eso lo llevo a tomar decisiones que ayudarían a más de una persona en su comunidad; todo como agradecimiento, el recordatorio constante que podemos hacer más por otros.

Resiliencia: es la capacidad que tiene una persona de superar momentos traumáticos. Toda la película nos demuestra esto. Desde un punto bueno y rápido hasta lo más triste y extenuante.

Ride your Wave tiene una gran animación; por momentos los dibujos parecen fotos. Si eres fan del mundo acuático, te mantendrá en una zona perfecta con su debido toque de ficción.

Aunque en un principio la película dirigida por Masaaki Yuasa parece completamente cursi y rosa, tiene momentos para reír, llorar, amar y uno que otro chiste de humor negro; aún no desciframos si son a propósito o salieron solos. Lo que sí, mantente atento a aquello que puedes aprender de Ride your Wave.