Antes que nada quiero felicitar a todos los asistentes al concierto de Ms Nina porque su styling fue lo más increíble de la noche. Playeras de red, vestidos fluorescentes, aretes gigantes, lentejuelas, coletas, GLITTER! Qué hermoso fue verlos disfrutándose de tal manera, retocándose en el baño, cuidándonos entre todos.

Las puertas de Galera abrieron a las 9pm y un poco antes de las diez el perreo comenzó con Priest. Las entradas aún no se terminaban, ya nos acomodábamos para bailar, las cervezas venían en vasos reutilizables. 

A donde volteara, la banda estaba contenta; bailando, coreando, gritando. Grupos de morras reunidas por el perreo, escotadas, en minifalda, con outfits increíbles, no lo supero. 

Priest tocó casi hasta las doce, detrás de él una pantalla con imágenes de cholos y coches saltarines. Traía un paliacate blanco en la cabeza y una playera rosa que terminó empapada. Su selección incluyó desde el reguetón viejito con Daddy Yankey y Wisin y Yandel, hasta la nueva colaboración de Bad Bunny con J. Balvin.

Las caderas pegaban unas con otras, el vapor de sudor se elevaba hasta el tapanco del venue donde veíamos también los cuerpos pegados contra el barandal.

Se despidió ante los gritos del público pidiendo a Ms Nina, y después de unos diez o quince minutos de re acomodo, Dj Rosa Pistola salió al escenario y comenzó la parte más esperada de la noche. El intro del nuevo mixtape de Ms Nina resonó en el lugar, la banda gritaba eufórica, todos sacamos el teléfono y comenzamos a grabar. ¡Salió la Minina acompañada de dos bailarinas que la rompieron durísimo!

 

La gente estaba vuelta loca, el perreo hasta el subsuelo. Vi muestras genuinas de felicidad en todo el lugar: la banda estaba disfrutando el presente, no había nada más en ese momento.

Nunca me había tocado ver a Rosa Pistola y fue un espectáculo delicioso, lo hizo impresionante. No se quedó de background o acompañante, fue la pieza clave para el éxito de la noche. En ese momento ya estaba sold out el evento, Ms Nina bailaba y cantaba, se quejaba del calor. 

“Perreando x fuera, llorando x dentro” fue coreado en su totalidad por todo el público, también cantó “La gasolina” para presentar “Gata Fina”, y para auto coronarse como la más gata de todas. Me pareció deliciosa la reivindicación de esa palabra, al igual que de “gordita” o “zorra”. Para mí sin lugar a dudas es una de las aportaciones más valiosas del neoperreo hecho por morras.

Cuando cantó “El consejo” se la dedicó a su mamá y le mandó salu2 a La Favi, igual que saludamos a Tomasa del Real con “Y dime”.

Estuvo alrededor de una hora en el escenario y cerró con “Sicaria”, pero Rosa Pistola siguió un rato más. El concierto de Ms Nina fue sin duda uno de los eventos más chidos del año, donde la comunidad se reunió para pasarla bien, sin intentar demostrar nada. Un evento liberador, seguro y reconciliador. Todos nos disfrutamos y amamos nuestros cuerpos, nos reconciliamos con ellos.