Mercedes Amaya, aka La Wini, presenta el sábado 17 de agosto Con el alma en Bellas Artes. Se trata de celebrar el flamenco; el baile y la música. Mercedes y su compañía se dejan ir con todo lo que traen.

En tiempos en los que todo lo queremos rosa, pop, digerible y masticadito, el flamenco parecería no encajar porque no es ready made, no hay sonrisas fake. Es un baile complejo que llega hondo y saca los sentimientos más profundos.

Es tan rudo bailarlo y tocarlo como verlo. Es profundo, catártico, algo que no se puede consumir sin que te mueva. Justo por eso es que Rosalía ha tenido tanto pegue, porque necesitamos cosas que nos sacudan las entrañas. Ella agarró la esencia del flamenco y la trajo al 2019 con su fusión de trap, pop y reguetón. Lo hizo Con Altura pero también Con el alma y por eso nos llega tan kñón, porque profundiza. Lo mismo pasa con el baile de Mercedes Amaya, sólo hay que quitarle el auto tune y las uñas.

 

Fotos de Marcocodrilo Photography

El show que trae esta vez La Wini se llama Con el alma y el nombre le va como anillo al dedo porque si el flamenco no lo haces con el alma, no sirve, no vibra, no tiene duende pues.

Lo que la bailaora nos dice, deberíamos aplicarlo a todo lo que hacemos, no sólo al flamenco:

Creo que llegas a una edad en tu vida, en tu carrera, en la que las cosas las tienes que hacer con el alma, las tienes que hacer de verdad.

Mercedes nos habla de esa emoción que viene desde el alma de cada uno y que en esta ocasión se plasma en sus coreografías, en el cante de Mario Díaz y Cachito, en la guitarra del Tati y Santiago, en las bailaoras —Mariana Yazbek, Ericka Rico, Paulina Flores y Rocío Sánchez—, en el bailaor Miguel el Rubio, en la percusión de Héctor Xavier Aguilar y en el violín de Israel Torres.

Lo que traen a Bellas Artes es el resultado de una larga tradición flamenca en México que llegó con Antonia y Leo Amaya, hermanas de la bailaora Carmen Amaya. Es un flamenco puro y sin adornos innecesarios. Una reco chida si quieren saber de dónde surgen muchas influencias de nuestra fav Rosalía, quien trae la misma escuela que Mercedes; la escuela flamenca de Carmen Amaya, de Barcelona. En una ocasión tomó clases de baile con Karime, la hija de La Wini.

Si aún no tienen sus boletos, los pueden comprar por acá  o en las taquillas del Museo, donde hay descuento para estudiantes y profesores. Aquí les dejamos un cachito de un montaje anterior para que se den una idea de lo que nos espera en Bellas Artes.