Cerca de las 8 pm una fila de personas con outfits oscuros, delineador en los ojos o con playeras de Depeche Mode, se iban formando en la entrada del Pasagüero, en la calle de Motolinia. Aún faltaba mucho para predecir lo que traería la noche con Vince Clarke.

En ese momento se veía un tanto deslavado el ambiente, quienes llegaban se posaban alrededor de las barras y la proyección de Synthbritannia Documentary e Industrial Revolution emocionó a pocos.

Fotos por Creepy

El ambiente se fue transformando conforme Midi y Dressed in Black dejaban caer algunos hits de los lejanos -no tanto- 80s y 90s.  La euforia empezó a colocarse en el venue y el dance reinó gloriosamente: el Pasagüero nos trasladó a los mejores tiempos del synthpop.

¡Bailamos como nunca, como siempre!

Cerca de las 12 un cerco de seguridad se deslizó con dificultad resguardando a Vincent John Martin. Sí, el ex integrante de Depeche Mode y cofundador de Erasure , Vince Clarke, se coló en medio de la gente que, sin sentir agua va, no tuvo tiempo de hacer alguna foto que sirviera de testigo para decir “¡Pasó junto a mí!”. Para entonces, el lugar estaba a reventar, el calor subía, así como el baile y algunos gritos de “¡Vince, Vince, Vince!”, que se apagaron rápidamente porque se sabían, no faltaba mucho para que apareciera en cualquier momento.

Y sí, pasados 30 minutos de la medianoche, Vince subió al escenario. Emocionado, con esa felicidad contenida que de pronto dejaba escapar alguna sonrisa discreta en forma de media luna, sorprendió con su elección musical porque los temas no se trataron solamente de sus proyectos: Human League, The Cure, ChvrchesFisherspooner y hasta “Miedo” de María Daniela y su Sonido Lasser aparecieron en su set de la noche.

Pero los momentos en los que los cuerpos parecían estar en total convulsión eufórica fueron, sin duda, “Little Respect” de Erasure y “Born Sleepy” de Underworld, que sirvió como catarsis ya casi en el cierre de la presentación. Muchas personas que ya iban de salida regresaron para terminar de gastar el piso.

Así lo vivimos muy de cerca a uno de los creadores de una de las bandas más queridas en México. No es la primera vez que viene a México, pero esta vez vino a divertirse y dar un Dj set, que si bien no fue espectacular en su ejecución, es memorable para los que andamos desgastando el traje de viejóvenes, que todavía nos emocionamos al escuchar las rolas dance de hace ya más de tres décadas.

Bailar como nunca, como siempre. Hasta que nos saquen del lugar y cierren.

Antes del final…

Sin mencionar palabra, Vince bajó del escenario y DX3 empezó con la música de Depeche Mode y Erasure. Ahí, la dispersión del público dejo el lugar medio vació. Quienes permanecimos, aún bailamos con en estado de somnolencia, hipnotizados por la música o por el cansancio, quizá por ambos.

 

Para recordar, les dejamos unas imágenes chidísimas de ese día.