Nos encontramos con Anni B Sweet en su último día de promoción en la Ciudad de México. Meses antes algo sucedió, algo hizo diferente, un viaje en el tiempo y a su interior que la hizo abrir las puertas a infinitas posibilidades. El resultado es su nuevo disco: Universo por estrenar, su cuarto álbum y el primero en español.

Los nombres de las canciones son muy espaciales, de viajes en el tiempo y al interior. ¿De qué universo hablas en esta nueva producción?

Ha sido un disco muy importante, porque he salido de mi zona de confort, que suele ser el inglés y hacer las canciones con acústica. En este disco sí que me fui totalmente a coger más la eléctrica a hacerlo con batería. Yo hice la preproducción en casa y de lo que más hablo, es de la etapa que tuve de liberarme un poco más y de reivindicarme; de quitarte los prejuicios, aceptarte a ti mismo, el quererte y estar a gusto.

Mirar más allá de las cosas que tenemos delante, mirar más al cielo y mirar más hacia adentro de nosotros para analizarnos

Buscar esos huecos que creemos conocer, pero a veces no. Yo por ejemplo he abierto una puerta dentro de mí que no conocía y que me ha dado muchas alegrías ahora mismo, es Universo por estrenar y por eso también el nombre. Ha sido como abrir un nuevo mundo y que ahora mismo veo infinito y con muchas posibilidades.

¿Cómo ha sido ese viaje? ¿Qué detonó esa apertura?

Fue a partir de haber estado un tiempo bloqueada. Ahora mismo estamos viviendo tiempos en los que todo va muy de prisa; casi no te da tiempo a mirar, a pensar las cosas, simplemente vives y vas hacia adelante. Creo que acabé un poco cansada de eso.

El último disco –Chasing Illusions- tuve una gira larga y no veía el momento de ver una guitarra y componer o de pensar en lo que quería. Simplemente el cuerpo ya tenía la inercia de coger la acústica y cantar en inglés y hacer otro disco. Me sorprendí haciendo eso y no me gustó la sensación, porque no estaba ni a gusto, ni sabía qué era lo que quería hacer realmente.

Entonces hubo un momento en el que paré, me puse a pensar y ahí realmente fue cuando caí en cuenta que no estaba haciendo lo que quería, que necesitaba cambiar por completo, experimentar, irme hacia otro lado. El arte realmente trata un poco de eso, de jugar con las cosas que se sienten y no de quedarte atascada en un mismo sitio.

Esta ola que viene por detrás todo el rato, venga, venga haz otro disco y tira, tira, tira… yo ya no podía más. Entonces ahí paré. Me puse a leer libros, a ver películas, me fui a vivir al campo, y fue cuando me relajé, eché el freno, hice otra cosa totalmente diferente. Me salí de mi zona de confort para buscar experiencias nuevas y verme en otra situación. En este caso, el idioma ha hecho que eso ocurra y la búsqueda de un sonido que yo tenía en mente y no era capaz de conseguirlo, pues también estuve trabajando mucho en eso, hasta que lo conseguí.

Ha sido el momento de escucharse a uno mismo y ahí todo fluye mucho mejor

El nuevo disco se siente de otro tiempo, de otro planeta. Antes habías explorado lo retro, ahora lo sentimos más hacia la psicodelia y avanzando al futuro. ¿De dónde viene la mezcla, ese punto atmosférico entre lo retro y lo contemporáneo?

Con los discos anteriores ya veníamos haciendo un poquito de psicodelia, le metíamos partes instrumentales, dejábamos que hubiese paisajes diferentes en la canción, pero no sé por qué no me había atrevido antes a grabarlo de esta manera. Quizás me salía natural o era más fácil porque no tenía tiempo a pensarlo tanto, era más fácil hacer una canción pop, de estructura pop a dejarte llevar y pasar por diferentes partes en una misma canción.

Creo que este disco tiene mucho detalle, cosas que entran y salen. Mi grupo preferido es Pink Floyd, está en mi top y yo creo que en algún momento iba a florecer eso por algún lado, y ha sido cuando me he relajado, cuando han salido las cosas que más me gustan. Y es por eso, por lo que quizás este disco se mueve por un punto atmosférico, mucho sonido retro, mucho grano con distorsión, mucha flanger, faisers y partes raras que a lo mejor no te esperas de pronto.

Nos encanta escucharte cantar en español. ¿Por qué decides dar este salto y generar una producción totalmente en español?

Hacer todas las canciones en español era un poco el concepto del disco. Una vez que abrí ese nuevo universo del español sentí una ilusión que hacía mucho tiempo había perdido. Era como si me hubiesen dado un instrumento nuevo, para mi fue como revivir un poco la ilusión de: ¡Ah! A ver, ¿con esto qué puedo hacer? Puedo hacer un montón de cosas que no hecho antes. Ya tenía claro dejar el inglés, dejarlo de momento a un lado, lo había tocado demasiado yo creo.

Encontramos importantes colaboraciones en Universo por estrenar

Es notable la evolución en esta nueva producción, sabemos que importantes personajes han intervenido en la producción. ¿Cómo ha sido para ti trabajar con ellos?

Buscando el sonido, haciendo la pre producción en casa, ahí trabajé muchísimo y muy duro, tenía la idea de hacer la producción entera yo misma. Había momentos en los que me quedaba un poco bloqueada y Noni (mi chico, que es de un grupo Lori Meyers de España, muy muy bueno) bajaba y tocaba alguna guitarra.

Y bueno claro, enseñándole a mi querido y a las gente que tengo a mi alrededor, me dijeron: está muy bonita toda la pre producción pero falta el sonido. Fue ahí cuando pensé un poco en buscar el sonido de alguien que tuviese algo que me gustase y esto fue James Bagshaw de la banda Temples, que yo no pensé que jamás que iba a tener una conexión con él. Le escribí por Instagram, le dije: “esto es una producción muy especial para mí y no sé si estás dispuesto a colaborar y darle el sonido que tengo en mente”. Yo ya tenía claro lo que quería y me contestó: “pásame los demos”.

Yo ya flipé con que me contestase. Le pasé los demos y me respondió al rato diciéndome que le había gustado mucho, que le encantaba la pre producción y que quería trabajar conmigo. Me fui a Inglaterra, me tiré un mes y me fui a trabajar a su casa con él.

Estuvimos trabajando las canciones desde dónde yo las había hecho, es decir, había una producción ya hecha en casa y él lo que hizo fue mejorar, meter sonidos. Borrábamos la batería que yo ya había hecho por midi. Él tocaba la batería, tocaba el bajo, dejábamos guitarras que había hecho Noni, dejó algunos teclados míos, metió también teclados.

Fue como una especie de equipo muy bonito y hubo una conexión realmente mágica porque yo soy una persona que me gusta estar controlándolo todo y siempre estoy encima pensando que no me entienden. Con James fue todo lo contrario, poder relajarme y ver como él hacía real las cosas que yo tenía en mente. ¡Fue muy bueno!

Se notan las colaboraciones y las manos mágicas de la experiencia

También es cierto que está Javier Doria (mi ex guitarrista) haciendo la mezcla del disco, que también es muy importante. Le dio mucho carácter a todo el sonido final y con Ángel Lujan en el mastered, yo creo que fue una especie de pauta, un equipo que surgió y salió para mi maravilloso.

En cuanto la estética del disco, vemos la colaboración con Pogo, un ilustrador mexicano. ¿Cómo fue esa colaboración?

Siempre estoy muy encima, soy una persona que me cuesta un montón desprenderme de las cosas y que lo hagan otros, siempre estoy encima de todos. Con Pogo ocurrió que viendo el arte de Tame Impala, Unknown Mortal Orchestra, Ariel Pink, algunos carteles de festivales, me coincidía que eran de la misma persona, y me parecía muy bonito, me encantaba.

Pogo ha trabajado con todos estos artista que admiro mucho. Entonces claro, cuando me metí a buscar en su página quien era, ¡me pareció una maravilla! una explosión de colores, de sensaciones, me parecía que todo eso tenía que estar en el disco, me parecía todo un concepto, que la música tenga que ver también con el arte, con lo que hay visualmente, me parece muy importante.

Hablando con Pogo fue cuando me enteré que es mexicano, me hizo mucha ilusión porque últimamente tengo muchas conexiones con México. Conexiones que no son buscadas, pero que me encanta que ocurran porque son de una forma muy natural, está ocurriendo así.

Le comenté a Pogo: “Mira, a mí me gusta mucho la física cuántica, la astronomía, hay mucho de esto en el disco, hay canciones que hablan del universo, yo he estado inspirada en esto y me gusta este tipo de ilustraciones que has hecho”. Me contestó que él estaba totalmente metido en eso también y en el mundo de los sesenta, de los setenta, la psicodelia, y ahí ya fue lo que me hizo falta para decir: “Pues amigo, libertad para crear”.

Yo quería algo que estuviese como flotante en el espacio y él hizo eso, como una carita con cosas flotando y explotando en el universo, aparte tiene un guiño a Pink Floyd. ¡No podía ser mejor!

Los videos también tienen todas estas texturas de la música del disco, ¿con quién los haces?

Texturas, granito, imagen borrosa, no hay cosas tan, tan claras, tienen muchas cosas entrando y saliendo. Eso lo hice con Sikoliu que es un chico de España, que hace videos y que es una maravilla porque la verdad tiene una forma de entender las cosas muy buenas y muy parecidas a mí.

Al final yo creo que es lo bonito, que cuando hablas con alguien, ver que hay cosas en común y puedas confiar en esa persona para hacer el arte o el video de tu música. Eso sí que lo hicimos entre los dos. Yo me grababa en casa, le mandaba imágenes, él las metía en la música con otras imágenes que había bajado, fue una colaboración muy buena.

Esperamos el pronto regreso de Anni B Sweet a la Ciudad de México

Está muy chido todo lo que hay dentro de la creación del nuevo material, nos encantaría verte pronto ¿Tienes planes de presentarte en México?

Tengo presentaciones en España, nada más volver hay una gira bastante larga. En México no tenemos nada todavía, estamos mirando para antes de finales de año poder venir, me encantaría venir sobre noviembre y presentarme con la banda.

Necesito mucho que en México viesen el show que llevo en España, porque siempre que he venido, ha sido en acústico o en un formato mas reducido o ha sido en otros discos de hace mucho tiempo. Me encantaría poder traer el vivo que hago en España, eso viene siendo un poco complicado, estamos en ello y si a la gente le gusta, va ocurrir de forma natural que volvamos seguro.

¿Cómo te sientes en México?

Cuanto más he venido, más me he enamorado; más lo conozco, me parece que hay mucho color, mucha vibra de calidez, de cariño. Por lo menos en mi experiencia (sonrisa amplia), he tenido esa sensación de estar como en casa, como si tuviese una segunda casa.

Cuando vengo a México no me siento como extranjera, sabes es extraño, yo soy del sur de España, de Andalucía, ahí la gente es muy cercana y muy cariñosa y he sentido eso también en México. He estado en muchos otros países, y aunque te encante viajar tu música hacia donde se pueda, tienes conexión con algunos y con otros no tanta. Para mí México es la primera, es como que siempre he tenido esa afinidad, esa cercanía.

También he venido muchas veces y siempre me ha inspirado, por ejemplo en Universo por Estrenar hay una canción que se llama “Sola con la Luna”, esa la compuse aquí en México. En el disco anterior también había otra que compuse aquí. Es decir que siempre ha habido una relación sin yo buscarla, de sentirse a gusto, como si estuviese en casa y poder componer incluso, y eso es muy bonito.

En el último disco hay una canción que se llama “El tiempo”, es como una especie de “rancherita”, intentamos dejarla más suave, que no se notase tanto el punto ranchera. Cuando la compuse, me acuerdo que mi chico me dijo: ¡parece una ranchera mexicana! Es verdad, tiene un punto, unos acordes, una forma de melodía que podía cantar una persona como si fuese una ranchera.

Siempre hay algo ahí que me atrae un montón a México y me encanta que sea algo como del subconsciente, que no sea buscando. Que es como relajado, que me lleva a ello, que Pogo fuese mexicano sin yo saberlo también me pareció muy bonito, que tuviese todo eso, me encanta que el disco tenga ese toque.

Una sociedad igualitaria, hace una sociedad menos violenta

¿Cómo ha sido tu experiencia como mujer en el mundo de la música?

He notado que hay micro machismos de toda la vida, que nos han enseñado desde pequeñitos y eso se nota después. No solamente en la música, sino en la sociedad en general. El que una mujer sea independiente y se haga todo lo suyo; a lo mejor vas a una sala a tocar y cuando estas haciendo el sonido, el sound check, y de pronto le dices al técnico de la sala: ¡Esto no funciona! y no te creen. Este tipo de cosas que se las tengo que decir a mi guitarrista para que a él le crean que es cierto, que no está bien.

Hay cosas que sí me han ocurrido, pero es cierto que yo he tenido mucha suerte. Yo me he rodeado de chicos que han creído 100%  en todo lo que hago. De hecho, cuando he realizado un disco, yo tomo las decisiones, la que quiere este arreglo, la que quiere este sonido y ellos me han ayudado a conseguirlo totalmente confiando en lo que hago.

Por eso lado me siento muy afortunada y por el otro lado, hay un ejercicio de todos, incluso las mujeres, de querernos más entre nosotras, de ayudarnos, apoyarnos, yo creo que eso todavía falta y estamos en ello. En España también hay un movimiento bastante grande ahora, de intentar que haya una igualdad, sobre todo es lo que se pide, la igualdad. Me alegra que aquí también suceda.

Una sociedad igualitaria hace una sociedad menos violenta.

Yo creo que la desigualdad es la que hace que surja la violencia. El sentirte tú por encima de… eso va crear algo violento, ya sea entre hombre y hombre, entre hombre y mujer o mujer, mujer, da igual. El hecho de sentirte por encima de alguien, no va a llevarte a ninguna parte buena.

****

Nos da mucho gusto conocer más de ti, ya podemos escuchar tu disco en todas las plataformas y estaremos atentas a las buenas nuevas para ver tu presentación en México, esperamos que sea muy pronto.

 

No podíamos irnos sin sacar un par de ideas espontáneas por parte de Anni B Sweet:

Bebida – Michelada con clamato.

Mujer – Mi madre.

Spirit Animal – Mi perro Douglas, labrador negro precioso.

Gusto culposo – Me gusta demasiado la cerveza.

Libro inspiraciónUniverso por Estrenar sale de un libro que se llama La puerta de los tres cerrojos de de Sonia Fernández. El libro habla de la física cuántica, un niño lo puede leer y es un cuento que es real, está jugando con la física cuántica, es sobre el universo, es muy bonito.

Un Viaje favorito – Un viaje que pasase por México tocando con toda mi banda y de México me fuese a Japón y tocar también ahí. Son cosas que necesito hacer en mi vida.
Droga– Cerveza, sigue apareciendo y también el vino tinto

Ciudad favorita– Granada, es donde estoy viviendo, es una ciudad del sur de España. La verdad es que me ha dado muchas alegrías, porque también es una ciudad muy inspiradora. Mira mucho al cielo, hay muchos artistas, les gusta mucho la astronomía, todo lo que envuelve la ciudad es muy mágico.