Por Almondomi

El ‘Tutti’ como ayer le decían al ‘Templo del Underground’, durante la presentación (en el Foro Bizarro), del nuevo documental de Replica Films.

Del Tutti Frutti hay muy pocos registros, así que este documental que presenta Réplica Films ‘una parte importantísima del underground mexicana de las décadas de los 80′, se construyó de historias, de anécdotas.

Y es que le preguntaba a Brisa Vázquez y Danny Yerna, fundadores del Tutti Frutti , ¿¡por qué diablos no se había documentado toda esta historia!?

Danny Yerna ‘Ya pasaron 30 años. Todas las generaciones ahorita, ni les interesa tanto’… 

– ¿crees?

‘Pues yo creo. Porque cada quien vive sus épocas’.

Brisa Vázquez ‘Nosotros no lo hubiésemos hecho. Porque no tenemos las herramientas. Además uno mismo hacer un documental de su historia, como que no…

Este tipo de cosas, o movimientos, sólo se pueden ver a la distancia. ¿Cómo sabes cuando un grupo deja una huella, es relevante? Tienes que esperar 15, 20 años para saberlo…’

Platicaba con ambos y concluíamos que claro, en México no se documentaba nada a diferencia de Estados Unidos. Real sólo contamos con el choteadísimo el padrísimo La contracultura en México de José Agustín.

Danny y Brisa me decían que en esas épocas no habían cámaras, salvo uno que otro que iba a tomar fotos porque estudiaba comunicación. Mucho menos video.

Tutti Frutti

Me da pena admitir que no conocía (ni de nombre) al Tutti Frutti. Pero supongo que el objetivo de la casa productora es justamente transmitirle esta historia a personas como yo.

De 1985 a 1992 el Tutti Frutti fue el escenario para grupos de rock que no tenían cabida más que en los hoyos funkies como La Maldita Vecindad, Santa Sabina, Café Tacvba, Atóxxxico.

Brisa Vázquez ‘Los Cuarón iban. El Chivo Lubezki con su hermano iba. Los Marcovich iban. Hasta arquitectos, ahora me acabo de enterar que Mauricio Rocha que es ahora uno de los star architects iba al Tutti. O sea, gente que ahora yo digo ¿te cae?‘.

Danny Yerna ‘Muchos que eran presentadores de MTV, de Telehit, todos los primeros salieron del Tutti’.

Brisa Vázquez ‘Un día llegó Lorena Herrera. Llegó porque andaba con un chavo, que conocía a otro chavo. Llegó Lorena Velázquez, la actriz, con el hermano de Olga Breeskin… Llegó Alaska un día’.

– Siempre me ha gustado mucho la expresión ‘salieron del ___’ –

Real que el Tutti Frutti se convirtió en el único lugar (de aquella época) que lograba reunir a la banda que iba a los hoyos funkies, con los chavos de La Herradura.

Sí, fue nuestro CBGB. O sea, los Ramones en el mismo lugar que Debbie Harry…

 Brisa Vázquez ‘Es más. Yo nunca fui a un hoyo funkie. Era meterte en un territorio donde sí te daba miedo.

Gracias al Tutti Frutti mucha gente que jamás hubiese tenido acceso a ver una de estas bandas en un hoyo, porque eran mundos muy diferentes, lo logró. Claro, los del sur, medio fresas, no se iban a meter a un hoyo funkie. 

Ahí se juntó todo tipo de gente que de otra manera jamás hubiese ido a una tocada punk. Tenía la experiencia y conoció estas bandas. Se abrió este movimiento’

O sea, básicamente el Tutti Frutti fue el lugar que homologó la escena underground para la juventud mexicana en la época de los ochenta – Oigan, qué bello. Ojalá alguien me quotée. Jaja. 

Su misión era kamikaze. Hoy las fiestas que se hacen en Centro de Salud, el Under, Foro Bizarro, hasta el mismo Rico Club, se promueven por Facebook.

En esa época, donde ni celulares había, Brisa y Danny se iban a volantear flyers (sí, los primeros flyers en México los hizo Danny Yerna, belga que los trajo a México).

Danny Yerna ‘Yo hacía los primeros volantes con plumón. Después con letraset’ (– para otros ignorantes como yo, esto es el letraset. Ggg).

También hice uno con los moldes estos los verdes que tienen la letra. Yo tengo un volante que me acuerdo muy bien, que era de La Maldita y tu mamá lo imprimió cuando tenía por primera vez su impresora’.

Brisa Vázquez ‘Ah, impresora sí’.

Danny Yerna ‘Impresora de esas de puntitos.’ (– ¿¡cuáles impresoras de puntitos!? 😩)

Danny y Brisa sin saberlo (como me contaban), hicieron del Tutti su ingreso fijo. Crearon empíricamente un modelo de negocio y no sólo ellos, involucraron también a otros que se convirtieron en familia.

Me gustó mucho la forma simplista en la que me contaban su historia.

Brisa Vázquez ‘Fue algo que se dio de una manera muy natural. Fue algo que nos cayó en las manos, ¿qué hicimos? Poner lo que nos gustaba.

Jamás lo vimos como ‘hay que hacer negocio’. Yo tenía 18 el 21, queríamos poner lo que nos daba la gana. Era como estar en la sala de tu casa, con tus cuates’.

Danny y Brisa se ven como esas personas a las que aspiras a ser. Bueno, yo sí jaja.

No sólo acogieron a la escena underground con un espacio físico. La gente que asistió a la confe de prensa (ex visitantes del Tutti) les agradecían, pues ‘ahí se formaron de una identidad alternativa’.

Se iban bien ‘producidos’ a la uni con sus pelos morados y ropa negra cuando en esa época todos eran jipis (qué oso).

Brisa Vázquez ‘Cerró el bar, el Danny se fue por esta onda de las perforaciones, los tatuajes. Yo formé una banda hace 25 años que son Los Esquizitos, en el 94‘ – (más bien qué oso yo que tampoco me sabía este dato).

‘Yo seguí. Ya no con un lugar, pero sí en la música. Todo se va tejiendo’. 

Danny Yerna ‘Después del Tutti seguimos haciendo reventones antes de los raves. Hicimos reventones donde teníamos casi mil pagados’.

Apoyemos al Tutti

De que ya había pasado media hora y yo ‘blah blah blah blah’. Qué bueno que Danny y Brisa no se tomaron a mal mi curiosidad.

Estaba sorprendida de toda esta historia perdida en la memoria de los que lo vivieron. Me contaron varias buenas anécdotas que seguro aparecen en el documental.

Les invito mucho a que apoyen la campaña para fondear este proyecto en Indiegogo. 

Las recompensas por dar algo están PADRÍIIISIMAS. Camisetas vintage de Masacre 68, Flyers diseñados por Danny, camisetas con los flyers del Tutti.

Y pues, nada. Terminé con mucha admiración y respeto hacia Réplica Films, que se aventaron a hacer un proyecto como este.

Agradezco mucho a Danny y Brisa que se tomaron media hora de su vida para llenarme de historias épicas (y de primera fuente).

Ojalá en 15, 20, 30 años pueda ser un poquito como ellos.

PD, ya saquen esa playlist oficial del ‘Tutti Frutti, el Templo del Underground.’ Sería un hitazo.