El pasado 9 de mayo, la noche se vio contagiada por las dulces tonadas de TOPS. Los canadienses llenaron Galera de tenues luces, baile quedito y amor colectivo.

Los encargados de abrir el concierto fueron Sailawway que llegaron con una refrescante propuesta mexa llena de , bajos, sintes y talento.

Aproximádamente a las once de la noche salieron Marta, David, Riley y Jane Penny a acomodarse en sus lugares respectivos.

Abrieron con “Cutlass Cruiser” de forma inesperada, muchos nos preguntábamos si era en serio que ya iban a empezar. La respuesta fue: sí. “I just wanna make you real” fue la que le siguió. Para ese momento ya estábamos emocionadas, rodeadas de brillos sutiles que acompañaban el ritmo.

El paseo musical de TOPS nos dio un recorrido romántico; la hermosa voz de Jane Penny y su preciosa carita fueron las estrellas de la noche. De Marta y Riley no supimos mucho, se escondieron tras sus instrumentos respectivos. David estaba al lado de Jane, más abierto a todo.

La noche continuó con “Circle the Dark”, que fue un intento más de la banda por hacer bailar a todos, cosa que no sucedió. Pero no creo que haya sido por falta de algo, sino que el público (muy alimentado de extranjeros) estaba muy concentrado cantando y viendo el show.

Pasando por todo su repertorio musical, siguieron “Anything” y “Further” ante las nostálgicas voces del público, que acompañaban a la banda y completaban la atmósfera de melancolía que se sentía en el aire. De pronto silencio… “The hollow sound of the morning chimes” comienza, Jane presenta a toda la banda, comienza a cantar.

Torpes brazos se levantaban moviéndose oscilantes, haciendo olas de mar. Siguió “Way to be loved”, que fue enteramente cantada y bailada por todos los asistentes y cuando terminó, Riley intentó salir del escenario, pensando que había terminado. Jane se rió y le pidió que volviera. Continuaron con “Petals”, todos bailábamos y éramos felices. Salieron abruptamente los cuatro.

Después de un rato de gritar “TOPS” (ya hay que hacer una nota con los gritos de la gente a sus bandas preferidas, ¿no?) regresaron para cerrar con “Outside” y sin más, se despidieron de forma breve y salieron.

Salimos del venue para encontrar a Marta fumando con amigas; recorrimos la colonia doctores después de haber tenido una noche mágica que se pasó volando.