Las películas de terror no sólo tienen el propósito de provocar sustos en los espectadores. También pueden poner a pensar al público e incluso introducir una crítica social, que toma fuerza por las características del género.

Jordan Peele (¡Huye!) es especialista en este tipo de filmes, en donde el terror tiene un sustento más allá de lo fantasmal y demoniaco. En 2017 nos sorprendió con la cinta ¡Huye!, que lo hizo acreedor a un premio Oscar por mejor guion original.

Este 2019, Peele regresa al cine con otra película dirigida y escrita por él: Nosotros. El filme cuenta la historia de Adelaide Wilson y su esposo Gabe, quienes viajan, junto a sus dos hijos, a la casa en la que ella solía pasar sus veranos de niña.

Para Adelaide este viaje no es fácil, pues le trae recuerdos del evento más traumático de su vida, el cual sucedió en la feria instalada en la playa cercana a la propiedad. Por esta razón, Adelaide comienza a tener un mal presentimiento, que pronto se convertirá en un encuentro tenebroso con cuatro seres que se presentan afuera de su casa.

La cinta es protagonizada por Lupita Nyong’o (12 años de esclavitud), Winston Duke (Pantera Negra), Shahadi Wright Joseph y Evan Alex, quienes interpretan a los cuatro miembros de la familia Wilson.

Las actuaciones están bien ejecutadas dentro de lo que el guion plantea. Sin embargo, es este el que presenta inconsistencias que terminan por afectar todo el filme.

Por un lado, la idea planteada por Peele, sobre una sociedad formada por dobles de cada uno de los habitantes del mundo, quienes un día deciden rebelarse, resulta atractiva e innovadora. No obstante, esta rebelión carece un poco de sentido pues no se desarrolla del todo.

Por otra parte, es interesante la repetición de símbolos que hay en toda la cinta: tijeras, overoles rojos, conejos y la referencia bíblica de Jeremías 11:11. Estos recursos nutren el filme. Sin embargo, tampoco se explican por completo y, por momentos, en lugar de aportar, sólo resultan confusos.

Es cierto, que las cintas que ponen a pensar al público son interesantes, pero si el espectador tiene que buscar el significado de todo el filme en internet es porque faltó coherencia en el relato y hay vacíos en el discurso.

En cuanto al tono de la cinta, por momentos, aparece el humor, que está bien ejecutado, pero se ve forzado. Además, ya resulta cansado ver que todas las películas, ya sean dramas, románticas e incluso de terror tengan fragmentos cómicos.

El filme tiene puntos a favor, la fotografía y el sonido son excelentes, ambos generan el ambiente ideal para provocar miedo y ansiedad.

El final salva un poco la película, pues es un cierre coherente del relato presentado. Nosotros es una cinta interesante, que se queda en lo que pudo haber sido. Sin duda, Peele es un gran creador y contador de historias, pero en esta ocasión quiso hacer demasiado y no le salió. No obstante, por la parte técnica, la idea y las actuaciones, es un filme que sirve para pasar el rato.