Fotos: Keni Lo

Le pedimos al 2019 que nos sorprendiera y bueno, estamos a mitad del cuarto mes y en los conciertos andamos on fire. Es un orgullo que tantas bandas chidas volteen a ver nuestro país para traernos un pedacito de su universo.

Este fue el primer show de Tender en la CDMX y en el Foro Bud Light, ubicado en el corazón de la colonia Juárez. ¡Qué afortunados los presentes! Tuvimos dos propuestas en un mismo escenario.

Valsian se encargó de abrir la noche. Con un par de rolas lograron cautivar al público y desatar una energía fregona con su oscuro pero interesante dream pop.

¡Llegó el momento!

Eran las 11 pm. Tender tomó el escenario y los gritos iniciaron de inmediato. Los londinenses nos sorprendieron de principio a fin. La presencia que tienen mientras tocan, te transporta y lo único que importa es pasarla bien sin parar de bailar.

La voz de Cullen creó diversos escenarios en nuestra cabeza con las letras tan voladas que nos regalaron. Pudimos escuchar algunas rolas de “Modern Addcition” que nos llenaron de melancolía. Esos sintetizadores tan precisos fueron todo un viaje. “Fear Of Falling Asleep” sonó cabrón y sabemos que el público recibió bien el mensaje.

¿Qué tal “Bottled Up” o “Slow Love”? Seguramente difícil de superar. El ritmo de ambas nos hizo cantar de principio a fin. Esa cortina tenue de humo que difuminaba de nuestra vista a los músicos le dio un plus a la presentación.

Luego de una hora tocando anunciaron su despedida con “Outside”. No, no queríamos que ese momento terminara pero paso. ¡Otra, otra, otra! era ya lo único que podíamos escuchar. La pausa fue breve y llena de tensión. Regresaron y esta vez sí con la última de la lista, “Erode”.