Fotos: Keni Lo

El pasado viernes, la banda de indie rock, Technicolor Fabrics, reunió a un par de miles de fans en El Plaza Condesa para celebrar 10 años de trayectoria.

La conglomeración de playeras blancas y arcoiris con la leyenda “Technicolor Fabrics” se hacían ver ya por los corredores de Roma-Condesa mientras caminaban a las instalaciones del Plaza, en donde DRIMS ya comenzaba la fiesta.

La música y voz de la banda no me parecía nada revolucionario; sin embargo, su energía y química entre los integrantes de la banda y la audiencia te inyectaban esas ganas de brincar.

Luego de breve tiempo de espera, al terminar DRIMS, los ojos del Leopardo se apagaron para recibir a la banda de Guadalajara, Technicolor Fabrics, que comenzaba con los primeros acordes de “Dale Calma” y una chica gritaba muy efusivamente a su acompañante “¡Tu canción wey!”.

Por un momento noté que la mirada de la audiencia se perdía a cada segundo, volteando hacia el palco, hasta que alguien gritó “Luisito” y un chico señaló hacia el ala izquierda diciendo “es Luisito Comunica”. Muchos a mi alrededor se vieron emocionados por el youtuber y creí que duraría más tiempo su sobresalto; sin embargo, luego de un par de canciones se olvidó por completo, pues era la noche de los tapatíos.

La velada avanzaba y su primer invitado subía saludando, era Caloncho. El norteño subió para interpretar “Bienvenidos”, sencillo que todos coreaban mientras sus videos del celular eran inestables por los brincos de la multitud.

Momentos después, Juan Pablo Corcuera (voz, guitarra) recordó el motivo del concierto, la celebración de 10 años de Technicolor Fabrics y con agradecimiento se dio a tocar “Frecuency”, su primer sencillo desprendido de Run… The Sun Is Burning All Your Hopes, material que estuvo un poco ausente en la noche.

Corcuera no soltaba el micrófono entre rola y rola, cuando pidió un aplauso para Abraham López (batería), quien se tomará una pausa. No escuché la razón por la que se apartaría, un fan dijo “¡Ah sí! Va a ser papá”, no sé si es verdad pero sus compañeros fueron a darle un fuerte abrazo al borde de las lágrimas.

Prosiguieron y sus más recientes sencillos “Vente” y “Levitando” no pudieron faltar para anunciar su próximo álbum sin fecha aún. DRIMS regresó al escenario para acompañarlos en “Volver a Comenzar” y de pronto eran un gran banda en una fiesta masiva.

Mi momento fav fue sin duda cuando tocaron el cover de la ya clásica “Vuela vuela”, justo cuando creí que estaba muy señora para ese concierto al escuchar que una pareja dijo “Somos muy open mind, muy generación 98”. Para mi sorpresa muchos la cantaron, fui muy feliz como fan de Alan Magneto. En seguida comenzaron con “Fuma” y aunque escuché en coro “¡Siddhartha! ¡Siddhartha!”, más de uno nos quedamos con las ganas de verlos juntos.

Así es como terminó la noche, con un par de miles de fans que corearon todas las canciones como fieles seguidores de Technicolor Fabrics y sus 10 años de carrera.