De niños, todos soñamos con tener poderes y convertirnos en superhéroes. ¿Qué pasaría si alguien tan joven tuviera que salvar al mundo?

¡Shazam!, la nueva película del universo de DC Comics, cuenta la historia de Billy Batson, un niño huérfano de 14 años, quien gracias a los poderes de un antiguo hechicero se convierte en superhéroe.

La historia comienza cuando Billy se muda a un nuevo hogar de crianza temporal con la familia Vázquez y sus cinco hijos adoptivos. Un día, al subirse al metro, es transportado a un mundo mágico en donde le conceden sus poderes.

Al pronunciar la palabra “¡Shazam!”, Billy se transforma en un hombre musculoso con distintas habilidades sobrehumanas. Asustado por esta nueva adquisición, Billy busca la ayuda de Freddy, uno de sus hermanos adoptivos. Juntos tendrán que descifrar sus poderes y vencer al villano Dr.Thaddeus Sivana, quien por sus problemas de la niñez decide despertar a las fuerzas más letales del mal.

La cinta es protagonizada por Asher Angel (Jolene) y Zachary Levi (No me olvides), quienes interpretan a Billy y al superhéroe Shazam. Ambos hacen un gran trabajo. Angel personifica a un niño vulnerable, inteligente y que siempre está a la defensiva. Por otra parte, Levi le da vida a un fortachón que se comporta y piensa como niño.

La historia es realmente conmovedora, bonita y divertida, pues muestra el camino que tiene que seguir un héroe. A diferencia de otras películas del género, en donde los superhéroes parece que siempre saben lo que hacen, en este filme Billy no lo tiene nada claro, por eso recurre a Freddy y a sus demás hermanos.

La cinta se centra en el significado y valor de la familia y cómo esta repercute en la formación de una persona. Este aspecto la humaniza y la hace una película bonita. Por otra parte, en todo el filme hay humor bien trabajado y nada forzado, por lo que es realmente divertido.

Los efectos visuales son el toque perfecto para una película llena de acción. A lo largo de toda la cinta hay referencias a Batman y Superman, las cuales son el complemento ideal para un verdadero fan de este tipo de filmes.

¡Shazam! es una buena apuesta en el cine de superhéroes, por medio del humor y una historia bonita logra dar en el clavo. Al final la cinta nos demuestra que un buen héroe tiene corazón de niño.