Fotos Mer, Robert Del Naja

*A Avelina Lésper no le gusta esto* El show que armaron los Massive Attack en Ceremonia es uno de los gestos de arte contemporáneo más claros que he visto. La música, los visuales, las líricas, todo envolvía un mensaje bastante claro: resistan, hermanxs.

Lo que los británicos presentaron el sábado fue una pieza que bien pudo haber estado bookeada en el MoMA y nos dejaron mucho más aleccionados que una master class de consciencia.

Y es que, los performances actuales son muy criticados y Lésper dice que están hechos por “indigentes mentales”. Además, ella nunca ha estado a favor de los graffiteros pero acá llegó Massive Attack para callar bocas.

Foto Mer

Avelina Lésper VS 3D Y Daddy G.

El diccionario de Google dice que “‘performance’ es un espectáculo de carácter vanguardista en el que se combinan elementos de artes y campos diversos, como la música, la danza, el teatro y las artes plásticas.” Lo que Massive Attack hizo en el escenario tiene mil que ver con esa onda y cumplió más que cualquier arte visitado en la Semana del Arte Contemporáneo.

Y es que, más allá de lo clásico, que es muy lindo, el mundo está aceptando diversas formas de expresión con tal de concientizar un poquito más a la sociedad.  Es bonito y está bien. El graffiti, los performances y las instalaciones, forman parte de estas nuevas expresiones.

Desde hace varios años existe la teoría de que 3D, Robert de Naja, uno de los integrantes de Massive Attack, es el mismísimo Banksy, el graffitero más hypeado a nivel internacional. Todo esto comenzó después de que alguien diera a conocer que las pintas de este carnal, coincidían con los países a donde Massive Attack iba a tocar o grabar.

Además, Rob fue graffitero conocido y considerado uno de los primeros artistas urbanos en utilizar la técnica del sténcil en las paredes, misma que por la que Banksy es mundialmente reconocido

Queda claro, el proyecto musical está mucho más cerca del arte contemporáneo de lo que pensamos. Y, claramente, súper prepararon el show que presentaron a los mexicanos: una pieza de 14 canciones dedicada a la resistencia.

Foto: Robert Del Naja

¡No están solos!

Los primeros cinco minutos son clave para entender lo que significaba su presentación. Ellos salieron al escenario, “Take it there” comenzó a sonar y en las pantallas empezó una historia en visuales de impakto (sic).

La trama estaba dedicada al dolor que hemos sufrido bajo el maltrato del capitalismo. Comenzó como una queja a las grandes marcas y partidos políticos. Con colores rojos y negros se proyectaron los símbolos de las familias y organizaciones más poderosas que rigen el país, partidos políticos incluidos.

Siguieron “United Skates” y “Girl I Love You”, canciones de amor pero desesperanza. En las pantallas veíamos pasar letras y números. Estábamos, al mismo tiempo del sufrimiento, formando parte del sistema. Tipo Matrix.

Mientras la tecnología se apoderaba de gran parte del escenario, al frente la agrupación tenía a Horace Andy. Un señor de casi 70 años. La tarima estaba oscura, la voz del viejito se escuchaba súper melancólica y atrás, la trama de vulnerados siendo abusados.

Pasaban sus rostros, frases clave como: trata de blancas, abuso de poder, violación, encarcelamiento, dolor, asesinatos, desaparecidos. Horace cantaba mientras nos presentaban con cara y nombre a quienes ya no están. A quienes no debemos olvidar.

Ellos nos llevaron a lo más obscuro del sistema. A lo puerco, lo que da asco.

Lo más duro. Salieron Young Fathers a rapear sobre los abusos. Los números en la pantalla iban sincronizados con la música y cuando estábamos a nada de volvernos inhumanos, máquinas insensatas, apareció Deborah Miller para cantar “Safe From Harm” y “Unfinished Sympathy”.

Más rostros, nombres, desaparecidos.¡NO ESTÁN SOLOS!

Foto: Mer

El performance más especial

Soy fan del arte contemporáneo. En años pasados fui a cuanta galería se me puso en frente y he asistido a varias conferencias de artistas para entender más del asunto. Todas o la mayoría de las piezas siempre intentan expresarse en contra de la contaminación, consumismo, globalización, imperialismo, delincuencia organizada, etc, pero nunca había presenciado algo tan claro.

La idea me recordó mucho a Fancy Lupe, de Pepe Romero, -uno de los creadores de TRAICIÓN- que también va contra el sistema sólo que allá le mete religión y está musicalizada por NAAFI.

El performance que armó Massive Attack debería estar documentado. No me sería extraño pensar que cancelaron las fechas pasadas sólo para prepararlo. Ellos se documentaron e hicieron la pieza más transgresora que muchos asistentes al Ceremonia van a presenciar en sus vidas.

La pieza terminó con la participación de Liz Fraser, eso, después de que a manera de parodia, los Massive Attack nos regresaran a la realidad con un cover muy bien ejecutado de Avicci. “Todo esto está pasando, mientras ustedes andan con sus cosas bien comerciales, chavos”, eso es lo que nos querían decir.


Foto: Robert Del Naja

¿Qué diría Avelina si 3D en realidad fuera Banksy?

No tengo mucha idea de cuánto duró el show de Massive Attack pero fue lo suficiente para callarnos la boca a todos, incluyendo a doña Ave.  No sabemos si vimos en persona a Banksy pero de lo que no tenemos duda, es que la obra de 3D y Daddy G debería ser considerado más que un concierto, un momento muy provocativo y revelador. Arte contemporáneo para las nuevas generaciones.

Foto: Robert Del Naja

***

Así que, doña Lesper, la invito a dejar de criticar a los que pintan en la calle o hacen expresiones que no son ciertamente académicas. El sábado sufrimos un ataque masivo de conciencia. Una versión de arte que nos inspiró más que las esculturas y cosas plásticas que ella defiende.

Esto fue elegante. Acérquense más a la nueva ola de arte contemporáneo. Banksy, 3D, Daddy G y los demás son sólo una parte de una sociedad que se quiere expresar diferente. Escucharlos nunca está de más.