“Tome tanto café que se me quitó el sueño de ser alguien en la vida”, una línea del rap de Guzmán Uve que escuchamos en su álbum debut. Contemporáneo y con un sonido fresco, proviene de esta nueva oleada de raperos alternativos que nos ofrecen letras con las que toda la generación se pueden identificar y disfrutar.

Nació en el sur del país pero ya ha llevado su proyecto a lo largo de toda la república y ha compartido escenario con grandes como Fermín IV y Charles Ans. Su nuevo álbum, The M Files, es un tributo a nuestra serie fav de aliens y ha llegado para colarse entre tus favoritos. Platicamos con el sobre él y el porqué debes verlo en el Festival Marvin.

Platícanos sobre tu proyecto
Soy un proyecto de rap alternativo que son apasionadas del género pero no se identifican con la escena que se está coronado dentro de la escena de rap mexicana, en la normalización del discurso violento que el rap encasilla desde hace muchos años. Nosotros también hablamos sobre estos temas pero desde lo que nosotros vivimos, yo viví esta cultura donde crecí (Cancún). Buscamos sonidos que están orientados a los ritmos que nos recuerdan mucho a casa, al mar, a las fiestas.

¿Cómo fue tu comienzo en la música?
Al principio fui un consumidor como todos. La primera vez que compré un CD fue a los cinco años y fue uno de Gorillaz. Con el paso del tiempo me orienté demasiado en el rap y cómo se producía. Veía videos de como hacían beats y tenía curiosidad de rapear. Cuando tenía 13 comencé a estudiar batería y conocí a mis mejores amigos con los que hice una banda de garage, la cual terminó cuando partimos a la universidad. Fue ahí cuando grabé mis primeras canciones de rap con una beca que había ganado en la prepa y ahí comenzó todo.

¿Cuáles consideras que son los highlights de ese momento a llegar al Festival Marvin?
Cuándo conocí a Pylotho y Chucho Ortega ( los fundadores de 84 Kalles, un crew que formamos en Playa del Carmen), porque ellos me enseñaron muchas guías para poder hacer las cosas y encontrar el sonido que yo quería formar y perfeccionar. También cuando conocí a Max Chinasky y me incluyó en el colectivo Galaxia Cero a mis 19 años y fue donde también conozco a quien conozco a quien hoy en día es mi compañero: LNG/SHT.
Todo esto creo que son experiencias que tienen mucho aprendizaje detrás, pero sólo son el comienzo.

¿Crees que sea muy difícil lograr un sonido propio? ¿Qué tanto te ha costado?
No es muy difícil, sólo lleva tiempo de consumo y práctica. Creo que quien nace con el talento va a encontrar su sonido fácilmente, pero con los años se pule y al final genera una identidad que es lo importante dentro de un proyecto. A mí me llevó cuatro años encontrar el sonido que quería para este segundo disco.

Sobre este nuevo disco, The M Files, ¿cómo surge el concepto alrededor de The X Files?
Justo, es un tributo a The X Files. Cuándo lo hicimos, quisimos aterrizar el concepto como si fuera un episodio de la serie que va desde el intro al outro que se va explicando a lo largo del disco poco a poco. También en los videos se va develando este personaje blanco a mi lado que va encasillado sobre la historia del disco. El disco lo hicimos en Francisco de Montejo en Mérida, nos echamos seis meses ahí, la M es un tributo referente a eso.

¿Has visto aliens o sólo crees en ellos?
Yo soy fan del fenómeno U.F.O. y siempre me han gustado las teorías de conspiración. Además creo que todos hemos experimentado algo sobrenatural en algún punto de nuestras vidas. Es un pequeño tributo.

Por último, ¿qué podemos esperar del set en el Festival Marvin?
Tendremos invitados especiales, show en vivo con full band, percusiones de invitados y una corista. Todo sonará bonito; pueden esperar mucha energía y convicción de que podemos llevar este show a escenarios más grandes