Pasaban las 12 de la noche y ya había mucha más gente de la que esperaba.

WhoMadeWho ha visitado constantemente la CDMX en full band o DJ set, y eso me hacía pensar que el venue de Revolución quedaría muy grande para la ocasión pero ¡oh qué equivocada estaba! “Date el último toque antes de entrar”, me lo fumé y entré a Warehouse, lo que era el Bulldog pero ya para gente más grandesita.

La banda de Copenhague salió tipo a las 12:30, primero Tomas Bardford, el baterista y después Jeppe Kjellberg y Tomas Hoffding.

Desde que pisaron el escenario, estos tíos sabían que era la noche para darlo todo y nosotros lo aceptamos.

No es la primera vez que veía a WhoMadeWho en vivo, sin embargo, ésta vez fue mucho más divertida que la pasada en SALA. Los chicos se ven más confiados que en aquel 2015 y lo demuestran jammeando en cada rola. O sea, como que le hacen una introducción improvisada y una vez que nos tienen bien emocionados, entonces sí le entran full a la versión del disco.

WhoMadeWho es una banda muy única.

Es de esos shows que se convierten en fiesta. Parecía que ellos tomaban el tequila y a nosotros se nos subía. No había momento que no sintiéramos éxtasis. Ellos son los mejores anfitriones. Además, los visuales que traían, las luces en las paredes y las bolas disco colgando del techo hacían que eso fuera toda una locura.  

“Hola, el mesero no tiene cambio. ¿Quieres que te invite una chela? A ti o a la gente con quien vienes…”  –

(Jaja) se lee súper utópico pero así de contenta estaba la gente. No se veía alguien que la estuviera pasando mal.

Estos cuates regresaron para presentar su último disco Through the Walls pero, obvio, se echaron todos sus éxitos. “Space For Rent”, “Heads Above”, “Keep Me In My Plane”, “Inside the World”…el set de una hora no bastó para satisfacer nuestras ganas de morir bailando.

El trío se la pasa bien en el escenario, se nota. Se abrazan, se empedan, se bailan, se besan. ¿Cómo ignorar tanta buena vibra? Aunado a esto, nunca disminuye su calidad musical. Sus notas te hacen querer saltar todo el tiempo.

Gracias, WhoMadeWho por existir y demostrarnos que la mucha fiesta no está peleada con calidad musical y porque, aunque Warehouse no es el mejor lugar para tocar, ustedes hicieron más valioso escuchar que ver, siquiera, cómo iban vestidos.

Para terminar el show, ya cuando estaban bien pedos, después de tomarse toda una botella de José Cuervo en shots, agradecieron muchísimo a los mexicanos.

Dijeron que amaban el país y bueno…nosotras les gritamos mil que también los amábamos a ellos.

Fotos x Anany Sosa