Rubio es el proyecto solista de Francisca Straube. En el experimenta con distintos géneros musicales en algo que nombra música Intercontinental. El sonido de Rubio es tan emotivo como cautivador. Platicamos con ella sobre las influencias y los caminos que ha pasado, así como su visita más reciente a México.

Rubio estuvo de gira aquí antes con Miss Garrison, ¿qué tal esa gira?, ¿cuál es la diferencia entre aquella y esta vez?

Con Miss Garrison ya es la segunda vez que habíamos venido. La primera vez que vine a México fue todo muy perruno, yendo a toques que habían dos personas, a lugares muy lejos. Esa fue la primera vez, como muy “guerrillas”. La segunda vez estuvo mucho mejor. Ya la gente nos estaba conociendo, tocamos en Nrmal que estuvo muy bonito y por Monterrey, Hermosillo, Puebla, fue como una gira bien extensa.

Con Rubio es la primera vez que venimos a presentarlo, sólo tuvimos dos fechas muy puntuales: la de Nrmal y en el Foro Indi Rocks!. Ha estado bien porque ha estado completo, es la primera vez que venimos a presentar el proyecto, pero ya se siente mucho entusiasmo por Rubio.

Me entusiasma, me gusta. Siento que a la gente le está gustando. Estoy muy contenta

¿Cómo definirías el sonido de RUBIO?

Lo defino como música intercontinental porque mezcla varias corrientes. Al tener cuarteto de cuerdas te tira a lo nórdico, al tener instrumentos medio chamánicos y cantos míos más raritos, da algo más étnico. Tengo el ritual, la electrónica, el pop (también porque son canciones: tienen coro, parten, terminan). Por eso la llamo así, como que no tiene tiempo.

Siempre cuando canto y compongo, no me baso tanto en referencias de artistas para componer, es lo que sale, desde siempre hago música, es lo que me sale. No sé si lo puedo catalogar sólo de un estilo, lo he llamado también experimental pop.

¿De dónde viene la mezcla de todas estas corrientes?

No sé. Me nace también, escucho música de distintos estilos. Desde muy chiquitita escuchaba música étnica por mi mamá, mi papá escuchaba música clásica y rock. Desde chica me he nutrido de distintos estilos de música. Soy súper “busquilla” también, conozco hartos estilos de música. Al momento de componer me sale lo que me sale.

El hecho de que las canciones nazcan desde el estudio, tengo la posibilidad y la libertad imbrica de experimentar, de grabar sonidos con la boca, la puerta, tambores. Eso también ya lo hace más quizás entre orgánico y electrónico. Pero yo creo también nace desde el estudio. No es como en la sala con Mis Garrison: ya toquemos, un, dos, tres, inventemos la canción con nuestras seis manos, porque éramos tres. Ahora en el estudio hay como ochenta manos, porque todo lo vas agarrando por pistas, vas experimentando, entonces hay mucha libertad.

¿Cómo influyó España en el sonido de Rubio hoy?

Yo me fui a vivir como un año y medio, nos fuimos con Garrison. Antes era muy de batería, instrumentos más orgánicos. Me fui ahí a estudiar producción de música electrónica, aprendí como hacer música con el computador, más todo ese rollo. Vivía en un departamento muy pequeñito, no tenía espacio para poner mi batería. Entonces también eso, el entorno en el que te encuentras te va forzado para imaginar o crear otras cosas.

No sé, si yo te paso un papel en blanco con un lápiz rojo, se te va ocurrir hacer algo con ese lápiz rojo, si te paso un lápiz y otros papeles y otros colores, vas hacer otras cosas. Se hace el pie forzado como terrenal, me gusta porque te obliga o te hace ingeniártela de otra manera.

Yo tengo amigos que dicen: “Yo no puedo hacer música porque no tengo la guitarra” y es como, uno puede hacerlo, si quisiera con cualquier cosa. Con Youtube, tú podrías hacer ahora mismo, con tu celular una película si quisieras. El recurso a veces también es una excusa. Uno puede hacer lo que quiera en donde sea. Sí, España me hizo como esa: al estar sola en un país nuevo, a nadie conocía, tocar puertas para tocar en cualquier venue.

Entonces también es moverte, moverte de tu zona de confort. Eso yo lo agradezco. A veces uno la sufre “No, todo es gris” (voz de triste y luego risas) pero después los cambios, cualquier tipo de cambio en general, son buenos por algo y todo es por algo. Me ayudó en la composición de ver la música de otros lados, conocer esas maquinas, me abrió otros caminos también.

Rubio es un ser andrógino que llega a conocer, compartir y entregar amor

¿Con quién conecta RUBIO?

De todos los años que he llevado, hubo un gran aprendizaje. Mientras más me emociona (ahora lloro, soy súper llorona) más abro el corazón, más me siento bien, a gusto con lo que hago. También se transmite y es como al final, la magia de lo humano. Sh sh sh andan volando…

Tienes videos que cuentan historias, cortometrajes y material con narrativas. ¿Qué historia dirías que estás contando con RUBIO?

Un poco como escuchar las señales, ser honesto con la fuente. Lo que he aprendido y tratar de enraizar ese mensaje. Conectarse con la fuente, mientras uno más esta conectado con eso, esta todo más bello, más sincero. Trato de transmitir en los videos, el mundo, la magia. A pesar de que este mundo sea súper terrenal. Los humanos tenemos muchas dimensiones.

Por favor dense el tiempo, escuchen, trátense, terapeense, estén más en paz consigo mismos. Lleguen a dimensiones, no sé si místicas, más elevadas. La naturaleza es muy potente. Es detenerse un poco de este ajetreo terrenal. Que uno vive el cotidiano, sí, vivimos en eso, hay que hacerse amigos de eso. De repente hay cositas, polvitos que hay que verlos. Eso es lo que quizás hace Rubio, está transmitiendo.

Quieren hacer un vinilo de su debut. ¿Cómo va eso?, ¿por qué es importante para ti hacerlo?

Es lindo valorar el arte que se hace. Nosotros le pusimos tanto amor al arte . Para los mismos “cabros” que lo hicieron, verlo en vinilo es lindo, como un cuadro. Ahora hicimos sólo un cd, que ya los vendimos casi todos. De hecho trajimos poquitos pa’ México porque ya no nos quedan más, trajimos ochenta. El vinilo a mí me encantaría, pero es tan caro hacerlo en Chile, hacer vinilo, en el mundo en general, no sé si logre hacerlo. Muy triste.

¿Quién fue tu favorito en Nrmal?

Beak. Me encantó, fue un gran descubrimiento. Fue, muy, muy bueno. Después supe que el baterista era el de Portishead. Yo no tenía idea, si hubiera sabido, era como: ¡Oh,te amo! Estos días he investigado y llevan 11 años en la música y recién están tocando en Nrmal y son muy buenos. Fue lo que más me gustó.

Atentas a las redes sociales de Rubio porque viene una gira y sorpresas muy pronto.

Flashround

Animal – Lechuza.

Color – Azul.
Planeta – La luna.
Mujer – Nina Simone.
Ciudad – No tengo ni una favorita, por ahora.
México en tres palabras – Energía muy poderosa.