Una de las mejores partes de la música independiente es su transparencia, la honestidad en el sonido y letras, y una prueba más de ello es el trabajo de Oriana Setz. Ella es una ecuatoriana que canta, compone y además es activista social. Nació en Caracas, Venezuela; actualmente reside en L.A., California.

Para empezar creo que tenemos que ver los ambientes en los que se desenvuelve, las circunstancias son muy distintas en cada lugar y por lo tanto las experiencias que te aporta para poder desarrollar empatía y saber cómo conectarte con otras personas es algo que a esta joven se le ha dado bastante bien. Lo vemos a través de sus letras que fluyen en aquella mezcla de pop con tintes rockeros, influencias de R&B ―que ha sido una constante últimamente en exponentes independientes, sobre todo chicas, el cual el público ha venido recibiendo muy bien― además del toque de folclor latino que no podía faltar en su estilo.

Algunas de sus influencias son Natalia Lafourcade, Jorge Drexler, Florence + The Machine, y al parecer Mecano, una banda que quedará en nuestros corazones y a quienes les hizo este cover, que les dejaremos por aquí, en el que se luce con su voz:

Definitivamente tiene talento, sin embargo consolidarse como artista no es nada fácil y ella es toda una profesional. Consiguió una beca completa en la Universidad de música de Berklee en Boston, Massachusetts, para estudiar canto y composición. Bajo el programa de Professional Music en el que la artista se graduó Magna Cum Laude debido a su alto rendimiento académico.

Actualmente Oriana se encuentra trabajando en su primer EP, Metamorfosis, el cual será una recopilación de canciones en español e inglés. Está próxima a sacar su sencillo “Pieza Perdida”, que les aseguramos no se quieren perder. Y para que no coman ansias, les dejamos dos tracks en vivo que tenemos en repetición y en los que podemos darnos cuenta de lo versátil que puede ser, sin perder su esencia.

En YouTube encontramos el vídeo que quedó de un en vivo que hizo para un canal llamado hihat presents, en el que muestra algo de su material en un estudio súper pequeño y acogedor en el que la acompañan un par de personas y a las que les habla de vez en vez entre las canciones que interpreta. Algo que te da una idea de lo íntima que puede llegar a ser su música.

Como podrán notar, en sus composiciones siempre incluye letras relacionadas a temas relevantes como el auto-empoderamiento, la auto-reflexión y el activismo social, algo que seguramente es necesario en la sociedad en la que vivimos actualmente. Difícil de encontrar en esta industria a veces un poco plástica.

Mi mayor propósito como artista es ser honesta primero conmigo y luego con mis oyentes. Creo que no hay nada más sanador que escuchar música auténtica, y para escribirla, uno tiene que conocerse antes y aceptar sus capacidades y limitaciones. La música me ha sanado muchas veces en el pasado y cada vez que mi arte ilumina la vida de otros, siento una satisfacción indescriptible que hace que todo mi trabajo valga la pena. La mejor parte es darse cuenta de que hay un punto en el que basta con que uno mismo crea en su música para que los demás accidentalmente se enamoren de ella.

Un punto en el que no hay estrategia, sino un sentimiento de entrega total. Es muy fácil querer impresionar a otros sólo para recibir su aprobación, pero sinceramente creo que uno es mas feliz cuando decide ser uno mismo en vez de forzarse a encajar en un molde en el que claramente no vas. Creo firmemente en hacer espacio para uno mismo en vez de esperar a que algún día los demás lo hagan por ti.

Date tiempo para conocer a esta artista que, estamos seguras, pronto será un boom y quédate al pendiente de sus redes sociales para conocer más sobre su trabajo y lo que sacará muy pronto.