Para bien o para mal, el nuevo álbum de Ariana Grande, Thank u, next, da mucho de qué hablar. Lanzado el 8 de febrero, es el primer disco donde Ariana no hace ninguna colaboración con otros artistas. No es ningún secreto que el año pasado vivió muchos cambios y pérdidas, todo esto bajo el ojo del público.

Este disco toca temas personales de Ariana, quien a través de su música reclama la narrativa de su propio sufrimiento. Es un álbum muy personal pero al mismo tiempo uno con el que nos podemos identificar fácilmente. En las 12 canciones que componen el disco, Ariana va examinando partes de sí misma, buenas y malas; los títulos son sumamente sugestivos y nos llevan por todo su proceso…

Aunque la mayoría de las canciones tienen un ritmo pegajoso y con tintes de hi, en el single “Thank u, next” lloró simultáneamente la muerte de Mac Miller mientras transfiguraba su dolor por Pete Davidson en una oda madura y optimista al amor y las lecciones aprendidas a través de la pérdida. Así es como habla de una manera franca y abierta tanto de la amistad como de las relaciones amorosas.

Un poco en otro tono, “7 rings”trata de las mieles de la soltería y de la amistad. También habla de poder auto consentirte con tu dinero. En “Bloodline” habla del amor libre, de poder divertirte sin necesidad de un compromiso, “don’t want you in my bloodline, just wanna have a good time”.

Similar es el caso de “NASA”, que comienza con una frase de Neil Armstrong “I can’t really miss you if I’m with you/ I’ma need space” – y puede referirse al espacio que todos necesitamos para hacer nuestras propias cosas; rechazar la idea de un amor que te vuelva el siamés de la otra persona, la importancia de darse espacios para extrañar.

En “Needy”habla de las inseguridades que todos llegamos a experimentar en una relación, “And I can be needy, way too damn needy /I can be needy, tell me how good it feels to be needed / Sorry if I’m up and down a lot/ Sorry that I think I’m not enough And sorry if I say sorry way too much”. Ariana examina sus defectos uno a uno, en un ejercicio de self- awareness.

Con este disco, Ariana usa la música como una forma de terapia, una catarsis. Y nos da una visión de cómo salió victoriosa de todo lo que le ha pasado, de su crecimiento personal. ¡Un álbum súper recomendado!

Acá se los dejamos para que lo disfruten y nos cuenten su opinión: