Tabata Roja

x

María Medusa

 

Tabata es una luz a blanco y negro. Y Tabata como ser creadora tiene un aura de hada o honguito salvaje que ve las cosas de una manera bellamente clásica e inesperada al mismo tiempo. Haberla encontrado entre los pixeles del Internet ha sido una de esas cosas por las cuales agradezco a la tecnología. Pero sobre todo a las redes de mujeres feministas que siempre tratamos de echarnos una mano y colaborar.

Tabata me emociona-ya quiero ver las películas que hará, las fotos que tomará y las lecciones que nos enseñará. Esta entrevista la hicimos mientras pasé unos mágicos días en el nuevo hogar de Tabata, Praga, donde la veía desenvolverse como si fuera parte natural de la escenografía, de la ciudad, entre trams y tarros de su cerveza favorita, Kozel.

Videos favoritos de YouTube: Odio a los heteros de La Pringada

Color: Rojo

Flor: Margaritas

Ciudad: Praga

Un vicio: Mota

Revistas/Fanzines: Revistas de fotografía viejas y todos los fanzines y los vómitos verbales de mis amigas en Twitter

¿Cuándo empezaste a hacer fotografía de desnudo?

En 2015 porque nunca me sentí atraída a los roles hegemónicos del cuerpo de la mujer. No se me hacía atractivo el estereotipo Playboy de chichis y trasero gigantes. Quería buscarme un referente a mí misma. Y realmente todo empezó con un proyecto en el que traté de traer el banquete de Platón a la fotografía y ahí empezó el rollo del autorretrato. Veía a mis amigas todas acomplejadas por no ser la morriña de 60, 90, revienta y que a mí parecen hermosas pero no había outlets para ese tipo de cuerpos.

¿Qué películas componen tu mundo ideal?

Obviamente Sedmikrasky, Los Frutos Prohibidos, ambas de Vera Chitylova. También Cleo de 5 a 7 de Agnès Varda y Los conspiradores del placer de Jan Svankmajer. La jetée de Chris Marker. Obviamente Privilege de Yvonne Reiner (gracias Carlota).

¿Cuáles son tus palabras favoritas en checo y en español?

En español me encanta pronunciar popote, pelele e hijo sano del patriarcado. děkujeme vám (nosotros te agradecemos), Na zdraví (salud) y Kamarádi (el mejor gender-neutral del universo, amigue).

¿Si pudieras tener una cena con 6 personajes a quiénes invitarías?

Sappho de Lesbos, Medusa, la Malinche (esa badass bitch, la superviviente de la conquista más juzgada), obviamente la Viera Chytilova, Miss Bolivia, y la Sor Juana Inés de la Cruz. (((Urge horachatón interespacial))) Cross your fingersss for the most iconic lesbian orgy.

¿Qué es Feminasty para ti?

Es un espacio seguro de encuentro para el diálogo, abierto, empático y un espacio para crear economía entre nosotras y visibilizarnos.

¿Cómo ha cambiado tu vida la sororidad?

Le dio un cambio de 360 grados, me volví una persona muchísimo más empática-poder confiar en otra persona, en otra morra. Es no sentirme juzgada, y sentir que me pudo abrir y que no se queda en el “te escucho” sino un espacio combativo, un frente común.

Háblanos del feminismo blanco.

A la verga güey, creo que es de las cosas de vivir en la República Checa que más me pesan; tener que explicar que yo no quiero igualdad con los hombres, que no estoy buscando tener su mismo salario sino la abolición de este sistema. Mientras estas morras están en el brunch discutiendo el pay gap, la morra que sembró el aguacate de su avocado toastttt no tiene oportunidades. Y mientras ellas están criando al siguiente CEO, las mujeres racializadas están luchando por sobrevivir.

¿A qué lugares quieres llegar con la fotografía ideológicamente?

No sé si haya un punto máximo o una meta donde se termina mi deconstrucción. Mi último cuestionamiento será el que me haga justo antes de morir. Pero lo que quiero hacer es hacer posible de alguna manera que las morras tengan mínimo las mismas oportunidades y privilegios que yo he tenido.

A pesar de tener muchas limitantes, el poder viajar y vivir en otro país es un privilegio. Realmente ahorita mi trabajo se ha politizado muchísimo ya que he estado teorizando y escribiendo mucho más sobre mi experiencia de vida. Mi siguiente paso es intentar abrirme espacio lejos de la academia. No tengo educación formal y soy autodidacta en esos temas y es muy importante entender que la educación es patriarcal y que el feminismo blanco a veces nos descalifica por no ser parte de su establishment.

Cine.

El cine para mí ha sido un refugio que me ha permitido soñar, realmente yo estoy en República Checa por el cine. Me da las puertas para entender y entrar en otras cabezas y no sentirme sola. Muchas veces yo pensé que quería hacer ficción- pero desde que mi manera se volvió mucho más política y la militancia se volvió mi motor para hacer documental y video-ensayo.

Canciones favoritas: “Kuor Jo to fain Klip z filmu”

Un drink: Kozel, pivo.

Un snack monchoso: Ufffff, todo lo que tenga chocolate. Chocolates y pan.

Una prenda: Vintage skirts

Himnos del perreo: Mi diosa del perrero es Tomasa del Real. Miss Nina, obvio. Y mi rolitaaa es “Barro el piso con mi pelo” de Tomasa. “La noche de Sara Hebe”, “Mi$$il”.

¿Cómo se llamaría tu manifiesta?

Strong post-soviet political opinions and perreo.

¿Si tuvieras un strain de weed cómo le pondrías?

Rojilla kush.

¿Tips para salir de la Matrix Machista?

Dejar de violentar a otras morras, eliminar el hate entre morras. Creerle a tus amigas, darte tiempo para ti y dejarte de decir que estás loca y que te lo estás imaginando. Si lo estás sintiendo, es por algo. Y dejar de buscar aprobación masculina.

¿Cómo te sentiste al salir del clóset y qué significó para ti?

Para mí poderme pronunciar y hacer visible la manera en la que quiero ser tratada por lo que soy, la manera en la que me quiero relacionar y legitimar mis deseos y sexualidad ha sido un parteaguas en mi autoestima, en mi depresión (una cosa menos por la que estar deprimida) y en entender mi posición en el mundo nuevamente.

Yo fui criada en una casa de derechas, católico, homofóbico-y yo también era una morra homofóbica que decía “está chido si quieren ser gays pero no nos tenemos que enterar todos”. Ahora me presento de que “Hola, Tabata, lesbiana honorífica.” No fue hasta ahora que entendí lo importante de pronunciase a sí misma y estar orgullosa de quien eres en este mundo misógino de mierda.