“En cada ocasión tendremos la oportunidad de repetir nuestros errores, corregirlos y cometer nuevos”

Como Bill Murray en la película El día de la marmota, una perfecta analogía para Feria de Arte Material que cada año busca ampliar su visión y en sus palabras hacerlo un poco diferente cada vez. La sexta edición de Feria de Arte Material se llevó a cabo, por segunda ocasión consecutiva, en Frontón México. Vimos una vez más la estructura multinivel, que en realidad no fue la misma. La disposición de los tres niveles con un patio central permitía ver la feria desde cualquier punto. Un lugar abierto a la posibilidad de recorrerlo como tu quisieras. ¡Freedom to art!

Mismo lugar, nuevos sentimientos

En general vimos muchas galerías del norte y sureste de Europa y basta presencia de mujeres artistas. Las encontrábamos por todos lados. Nos dio la bienvenida un torso desnudo de mujer con 6 ojos. Los autorretratos tamaño natural de Apolonia Sokol en la galería The Pill nos cuentan sobre el cuerpo femenino en la historia de la pintura. En un solo lugar vimos a varias mujeres leyendo: solas, acompañadas y todas reunidas en una instalación de Cosima zu Knyphausen, quien por medio de sub-representaciones de artistas femeninas del pasado, aborda las condiciones actuales de producción y educación artística para las mujeres.

 

Viendo en su mayoría pintura. Nos encontramos con partes de algo que parecía un hallazgo futurista. A simple vista no tendría sentido, así que preguntamos y sin más nos prestaron los lentes de VR. Se trataba de una pieza interactiva de realidad aumentada que te lleva al interior de esa primera imagen, un cuerpo sin límites. ¡Hermoso! La pieza es de Alix Marien, una artista francesa que trabaja nociones de corporalidad y feminidad, mezclando fotografía, escultura e instalación.

Nos llamó la atención el espacio de la galería LambdaLambdaLambda con dos grandes pinturas de Tatjana Danneberg colgadas como cortinas, invitando a ver dos más detrás. Había espacios muy bien curados como el de Proyect Pagée Montreal y diferentes como M23 / Project Room. Tratándose de experimentar e innovar, el que de verdad se llevo un premio fue el galerista Anatole Maggiar de Chez Mohamed, elegido por el Comité de Selección de Material para recibir el Premio Hennessy al Mejor Proyecto 2019, nada menos que con una maquina expendedora de arte. La verdad, ¡genio y personaje!

 

Subimos al parque y de ahí al bar

En último piso encontramos la sección de proyectos. Uno de nuestros favoritos fue Janet40, una plataforma para la producción y distribución de arte digital. Algo que no hemos visto en ningún otro lugar. Nos gusta el tipo de colaboración que tienen con artistas y como experimentan para crear muestras de sus procesos y resultados. Vale la pena seguirlos.

Del otro lado encontramos un parque, sí, con alberca de pelotas y todo. Por supuesto entramos a la alberca y ya no queríamos salir. Fue la mejor idea del día. El parque es la respuesta al espíritu único de la feria, ahí sucedió Reading Material, la nueva sección dedicada a las publicaciones de arte. Moviéndonos libremente, sin mesas de por medio, nos sentamos a mirar propuestas de fanzines, libros de artista, posters y revistas.

No podíamos irnos sin pasar a nuestro bar favorito. Rumbo a los camerinos del Frontón escuchamos “Show Me Love” de Robin Schulz, y vimos la luz neón. Estábamos entrando al Beverly´s, un bar y un experimento curatorial ubicado en el Lower East Side de Nueva York. En medio de palmeras y luces había instalaciones, video, fotografía, obras colgantes y más neones, todo perfectamente montado. ¡Cada edición lo hacen mejor!

Exhaustas y felices. En definitiva, hacer el viaje al mismo lugar siempre será distinto, tanto como así lo quieras. Feria de Arte Material es una expresión festiva y optimista que contagia. Nos llevamos más cuestionamientos de los que traíamos, inspiración y un catálogo de propuestas para seguirlas en otros espacios. Material suficiente para mantenernos atentas a lo que vendrá el próximo año.