Por

Vick Torres

Las chidas estuvimos presentes en la presentación del Instituto de Investigaciones Noa Noa, fue fabuloso.

El evento se llevó acabo en el Centro Cultural Border, en donde nos explicaron de lo que va realmente el Instituto de Investigaciones Noa Noa (uff, le diremos simplemente El Noa Noa a partir de aquí, ¿vale?). Es un lugar en el que podemos tomar nuestra rabia, nuestro dolor, explorar nuestros cuerpos, y reivindicar todos nuestros sentires desde el feminismo interseccional y la teoría cuir para expresarlos a través del arte.

El Noa Noa

En esta inauguración nos mostraron el mural “Tres mujeres en la  hoguera”, creado por Delilirium Candidum, Iurhi Peña y Elx Maremoto, en el observamos una ciudad “post-apocalíptica” en la que podemos ver diablitas, brujas y gigantas re-apropiándose de los espacios, perreando, celebrando, eliminando todo rastro de machismo, misoginia y “cosas horribles”.

El mural es lo primero que vemos al entrar al Centro Cultural Border, es perfecto para comenzar con la crítica sobre la sociedad y nuestras vivencias diarias, en el se explayan cosas tan convencionales como los moteles, la basura, la bebida, cosas que vemos a diario. Pero “Tres mujeres en la hoguera” no es lo único que hay que ver en Border, existe también Jauría Trans, un espacio para personas y aliados trans.

Fuente Imagen: Centro Cultural Border

Jauría Trans

En esta ocasión estuvimos presentes también en la inauguración de su proyecto “Caleidoscopio”,  que hace cuestionarnos nuestras feminidades y masculinidades a través de murales, en donde el artista Arlishan Marius, representa sus propias vivencias y proceso trans.

El After (del recorrido)

Después de las presentaciones de estos proyectos y del recorrido del recinto para observar los murales, tuvimos el gusto de echar la fiesta un rato, o mejor dicho, el perreo trans-feminista. Participaron artistas como Corazón de Robota, Dj Travieza, Dj La Blanca y Dj Bombay, quienes nos pusieron a bailar y tomar el perreo como la revolución de nuestros cuerpos.

Para nosotras fue una velada muy interesante y llena de autodescubrimiento. El Noa Noa seguirá en Border, junto con los murales de estás talentosísimas ilustradoras. Pásense a echarles el ojo, a tomarse muchas fotos junto a ellos y después a echar el perreke o hacer una hoguera.

Noa Noa, es nuestro lugar de ambiente, donde el conocimiento es diferente y bailarás toda la noche aquí.