Foto por Edgar Torres e Instagram Pao Delfín

Paola Delfín es una artista mexicana, de veintipico años que se dedica al street art.

Viaja por el mundo haciendo murales. Ha estado en Barcelona, hace nada viajó a Miami para trabajar con Juxtapoz Magazine.

Platicamos con ella y nos contaba que quería dedicarse un rato a hacer trabajo de estudio– lleva un rato sin pintar cuadros.

Empezó hace 6 años a hacer murales (si tenían la duda, sí se dedica full a esto). Pintando como 10 años –obra pequeña–.

¿Cuál fue el punto de inflección?

Busqué al director del Museo del Juguete, que tenían un foro de puros murales. Me dio una pared y fue el primer mural que hice. Cuando tenía 23, chale, ya tengo 29 jajaja.

El principio de mi carrera en esto estuvo bien chido. Tuvo momentos complicados: hay gente que ya tiene 10, 15 años en esto y hoy es igual, aparecen chavitos nuevos.

La pregunta obligada, ¿y las morras? 

No hay muchas mujeres en esto, y de pronto hay vibras medio extrañas. No me gusta clavarme mucho en este tema, pero es real. Luego sí me ha tocado el ‘seguro ni sabe pintar’ eso es un poco raro. Pero lo traté de tomar como un reto, de echarle ganas para que vieran que da igual el género.

¿Formación? 

Desde chiquita que fui a clases y experimenté con diferentes temas. Me es más fácil comunicarme con el género figurativo. Por eso decidí enfocarme a él. Desde mi obra pequeña estaba enfocada al figurativo y a las mujeres, y lo pasé a la obra grande.

Se ha transformado en el mensaje en técnica, no sólo enfocarme en lo figurativo sino tal vez mezclarlo con naturaleza y otros temas. Ahorita es tratar de hacer una historia, un concepto. No sólo una imagen.

¿Cómo fue el enlace con Central de Muros

Fue una colaboración con Enriqueta Arias de Artsynonym. El proyecto (en esa etapa) tenía el tema “la visión del futuro”, que se me hizo muy chido. Decidí hacer estas dos chavas como si fueran dos clones, así medio futuristas, como humanoides, robots. Son dos clones y están mezclados con la naturaleza que siempre es importante.

Se acercaban los vendedores a regalarme cosas. Súper chidos la neta. La gente ahí súper buena onda. Está chido que todo mundo trataba de involucrarse.

¿Cómo transgredes la feminidad?

La transgredes porque estás haciendo algo que mucha gente sigue pensando no deberías de hacer.

Me han llegado a decir “pero por qué ¿te dan permiso en tu casa?”, así súper chafa. Y también el hecho de usar esas herramientas…

Transgrede, pero la mentalidad de las personas. No la mía.

¿Cuál es el reto del arte urbano en México? 

Más recursos, mucha gente piensa que solamente lo hacemos por diversión. Y al final es un trabajo. Yo creo que empezar a darle seriedad. Yo creo que también por parte de los artistas, tanto de los artistas como de la gente que busca y contrata el arte.

Hacerlo en forma. Falta seriedad, en México y el mundo.

¿Cuál es tu mural favorito? 

Lo pinté en Querétaro. Me gustó un buen el proyecto y el proceso. Me hace sentir súper feliz de que lo logré. Fue un domo y lo pinté junto con 4 artistas, fue un reto porque hacía un buen de calor, jamás había pintado algo así. Ese es uno de mis favoritos.

Otro que pinté en Ucrania era súper grande, el más grande que he pintado. Tenía un buen de presión. Al final fue un poco impuesto porque me cambiaron la pared, y ni me avisaron. Si no me lo hubieran impuesto así no hubiera hecho eso.

Instagram