El 2018 se nos fue volando y llegó ese punto en el que más vale festejar y prepararse para lo que viene, que lamentarnos por lo que no logramos o lo que no salió como esperábamos. Que si el trabajo, el amor, los dineros… ¡Dejamos todo lo malo atrás, nos montamos en un camión y nos fuimos a Puerto Escondido para recibir el 2019 con la mejor vibra y los mejores djs, cortesía de Festival Nacubi!

Y nada como el mar para curar las penas y llenarnos de energía. El camino estuvo rudo -15 horas de carretera- pero valió la pena. Los preparativos y actividades del festival fueron tan buenos como el evento principal. Llegamos corriendo a bañarnos y a instalarnos. Mención especial para One Love y Cherry’s Place que nos recibieron con las manos abiertas y fueron súper atentos.

Al día siguiente hubo fiesta en la playa, donde algunos de los djs nos dieron una probadita de lo que se venía y a todos nos tocó clase de surf. Se ve mucho más fácil de lo que es en realidad pero la pasamos increíble y la mayoría logramos pararnos y agarrar por lo menos una ola con el atardecer de fondo.

El 30 de diciembre madrugamos para el paseo en lancha. Hubo de todo: pezca, ballenas, delfines, nos mostraron las playas -Bacocho, La Bahía Principal, Carrizalillo, Zicatela y La Punta- y hasta nos tocó ver a un par de tortugas en plena acción… “en el mar, la vida es más sabrosa”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Julieta Grajales (@julietagrajales) el

Ya en la tarde nos instalamos en la pool party que sirvió de pre para lo mero bueno; la fiesta del 31. El día del festival descansamos por la mañana. En la tarde nos pusimos guapas, sacamos el chon rojo, la falda larga. Obvio nos pusimos rímel y lentejuelas para bailar y brillar como es debido.

Virgilio fue el encargado de abrir el Festival Nacubi y de despedir el último atardecer del año con una fusión que nos remontaba a los sonidos propios de la selva, mientras nos incitaba a dejarnos llevar poco a poco. La gente comenzaba a llegar y a entrar en ambiente. Siguió la fiesta con Chile y D’Basser. Luego llegó Paurro y nos cambió de ritmo con unos toques disco y más guapachosos que nos pusieron a bailar a todos.

Savage & She tomaron la consola para cerrar el 2018 y empezar con todo el 2019. Mientras contábamos -10.9. 8. 7- nos dieron uvas -6,5,4,3- y champagne para brindar -2, 1, ¡FELIZ AÑO NUEVO!-. Se vinieron la avalancha de besos, abrazos y atragantados con la uvas. La fiesta siguió a todo con Tim Engelhardt, seguido de Magdalena y Marisol. En plena mañana de 2019 cerró Em Boss, ¡quién con toda la energía despidió a los valientes que se rifaron hasta el último beat del festival!

*****

El mar, la arena, los gritos, besos, abrazos, festejos, bailes y los corchos de las botellas volando, nos dieron la mejor bienvenida de todas al 2019 que pudiéramos haber pedido. ¡Gracias, Festival Nacubi y gracias a ustedes, nuestros queridos lectores y seguidores! ¡Les deseamos que este año la rompan con todo a nuestro lado!