Mel Yoftka de Hanker

x

María Medusa

 

Mel hace de la ropa interior más sensual y mágica ever. Su marca Hanker envuelve el cuerpo de manera delicada pero decidida usando materiales elegidos con cuidado y cariño. Son tus good luck underpants porque no solamente son sensuales y bellos sino que súper cómodos y los puedes personalizar.

Hablamos con Mel de procesos creativos, vivir en la ciudad de México, sus trucos para mantenerse en balance y sus fuentes de inspiración. Últimamente ha estado colaborando con Ale de Nereo y tengo el presentimiento de que nos sorprenderán con cositas mágicas muy pronto.

¿Cómo empezó Hanker y qué es lo que más te gusta de hacer ropa interior tan bonita?

Siempre quise tener un proyecto propio de indumentaria o moda. Intenté cursos de patronaje, sastrería, joyería y nunca esperé que fuera lencería lo mío. Hanker empezó experimentando con mis amigas y porque no sé, sólo pasó. No soy nada femenina y todo el contexto usual que hay alrededor de la lencería no me gusta, ese speech eterno de empoderamiento, sensualidad, cuerpos perfectos, las chaquetas de los machitos, etc me causa un poco de conflicto porque quiero que vaya más allá de verte deli.

Más que hacer ropa bonita, me importa hacer ropa cómoda que puedas usar una y otra vez porque se siente rico y si se ve rico, qué mejor. Lo que más amo es que confían en mí, en lo que hago y que tendrán lo que quieren usar hecho específicamente para ellas así como toda la gente que he conocido y oportunidades que he tenido gracias a mi trabajo.

 

¡Cuéntanos de los boi bodysuits!

Un 80% de lo que hace Hanker nace gracias a que alguien lo necesita en su cuerpo y su vida. Los primeros fueron para un amigo que me pidió prendas para un performance; combiné moldes, jugué con ellos y lo amó, se veía hermoso. Claro fue el mensaje, no debía limitarme a anatomías femeninas y ya se me quemaban las manitas por hacer más y más experimentos, también ellos merecen sentirse cómodos y usar cositas bellas.

¿Cómo es el proceso de diseñar?

Observo y analizo TODO y a todos en mi alrededor: cómo se visten, qué hay en las tiendas, feed de mis varias cuentas de Instagram. Me gusta cómo se conectan las mujeres con la ropa y la forma en que cada quien celebra y venera su cuerpo. Más que fijarme en colores, diseño, prints, películas, música o reportes de tendencias, etc. escucho e interpreto lo que quieren y usan.

Al momento de diseñar algo en Hanker pienso en la persona para quien es o quisiera que usaría algo, sólo una a la vez. Y un día me dí cuenta de que ya tenía alrededor de 120 bocetos de prendas diferentes, algún día me gustaría hacer el prototipo de todas y exhibirlos o algo.

¿Qué es lo que más te inspira? ¿No solamente en el diseño pero también en tu vida cotidiana?

La transformación diaria de mi ser y mi energía desde que esta aventura empezó. Definitivamente no soy la misma Yoftka de 2015 a la de 2018 desde que subí la primera foto al instagram de Hanker; la gente a mi alrededor que también hace cosas increíbles. Las ganas de tener un proyecto propio y contribuir productivamente en el mundo mientras sobrevives en una ciudad caótica.

¿Cuáles son tus trucos de amor propio o de cuidado hacia ti misma? ¿Cómo te mantienes en balance?

Permitiéndome estar loca. Ha sido todo un proceso catártico y hermoso donde aprendí a llorar. Bailo mucho, trato de disciplinarme, encontrar y mantener mi centro, escucharme, conocerme, hacer las cosas y no sólo pensarlas. No ha sido fácil porque caer en el bajón toma dos segundos y para salir pueden pasar días. Hay que saber acercarse a la ayuda correcta y descubrir cada quien cuál es su forma de desahogo; ya sea haciendo ropa bonita, bailando, teniendo un alter ego, tal vez tres.

Lo importante es sacar todo lo que acumulamos sin chingar a otros. Controlar y mantener una energía estable y constante no se logra de un día a otro.

Este en especial ha sido un año en el que he hecho cosas que antes no tenía idea lograría a nivel físico y mental; empecé con clases de danza y desde que entré, cada clase me hace encontrar y explorar mis mundos internos donde me permito entrar en niveles de conciencia y exploración corporal mágica donde encuentro a mis demonios. Bailo con ellos y luego de ese exorcismo se van. Nunca esperé encontrar la forma perfecta de canalizar mi locura.

¿Cómo se ha materializado la sororidad en tu vida últimamente?

Siendo parte de proyectos con otras morras, teniendo un vínculo de confianza con quienes usan Hanker, meditación en equipo, hablando, escuchando, conocer personas y escucharlas así como respeto, amor propio y a las demás. También siento que cuando subo fotos mías al Instagram de Hanker o al mío en ropa interior, puede influir en que otra morra quiera tomarse fotos y subirlas si se le da la gana.

¿Quién es para ti una o unas de las mujeres más chidas de México? ¿Qué admiras de su trabajo?

Admiro la iniciativa y amor con el que hacen las cosas. No es sólo una sino que somos muchas quienes buscamos crecimiento personal y colectivo, todas somos chidas en algo. Ha sido para mi un honor cada que conozco morras llenas de ideas que me incitan a seguir haciendo esto que amo. Marika Vera, Carla Fernandez, Tanya Meléndez, Rene Mooi, Patricia Castellanos, Tania y Anita Valerio, Ilian Castañeda, quienes están detrás de proyectos como Pussypedia, Feminasty, TALLER fdp, la lista puede seguir…

¿Qué es lo mejor y peor de vivir en la Ciudad de México? ¿Cuáles son tus lugares favoritos de la ciudad?

Lo mejor es que me ha dado las oportunidades, aventuras y las personas; donde sea encuentras un personaje único que recordarás por mucho tiempo. Amo el Centro, entrar a las iglesias a dibujar, ver altares y respirar profundamente; la ropa de pacas que siempre hay joyas y hasta desarrollas un séptimo sentido que te dice dónde explorar. También las sex shops son todo un mundo muy particular que disfruto visitar, más cuando acompaño a mis amigas por su primer dildo, luego por el segundo y así. ¡Mastúrbense y conózcanse solas!

Ahora que dije cosas bonitas no se me ocurre algo peor que los onvres mierdos que tienes que aguantar diario morboseándote; los taquitos que te hacen daño;  y que nos vamos a hundir si seguimos siento marranitos.

 

Flash round!

Un color: dorado

Una canción: “Manic” – Prince Innocence

Una palabra: verga (como expresión)

Un día de la semana: martes

Un animalito: todos

Una ciudad: CDMX