El punk está más vivo que nunca y para muestra tendremos a Marky Ramone tocando el próximo 13 de diciembre en El Plaza Condesa.

Tras la salida de Tommy Ramone, baterista fundador de Ramones, el ícono del punk Marky Ramone le entró al quite por más de 15 años dándole ritmo a éxitos como “I Wanna Be Sedated”, rolón número 144 de las 500 mejores canciones de los tiempos, de acuerdo con Rolling Stone, “The KKK Took My Baby Away”, escrita por Joey Ramone, vocalista de la banda, después de que el guitarrista, Johnny Ramone, le bajara a la novia para casarse con ella y “Pet Sematary”, éxito que forma parte del soundtrack de la película, basada en la novela de Stephen King, “Pet Sematary”.

El baterista y sobreviviente del punk, Marky Ramone, también participó en bandas como The Voidoids, pioneros del género, y Misfits. Tras la separación de Ramones en 1996, formó la banda “Marky Ramone and the Intruders”, con la cual sacó dos discos que evidencian la influencia punk del baterista.

Acompañado de Joan Jett, una de las más grandes mujeres del rock, vocalista de The Runaways y The Blackhearts, crearon la canción “Don’t Blame Me!”, que pertenece al segundo disco de “Marky Ramone and the Intruders”.

Con la presencia del único sobreviviente de Ramones, la Ciudad de México explotará al ritmo de éxitos como “Blitzkrieg Bop”, “53rd & 3rd”, “Sheena Is a Punk Rocker” y “R.A.M.O.N.E.S.”, cover de Motörhead.

Los boletos están a la venta en taquilla del venue y en Ticketmaster. Van desde $466 hasta $645 pesos.