Fotos por José Jorge Carreón/ Ocesa

Fue un show muy íntimo para la presentación de esta segunda parte del disco de La Gusana Ciega, Borregos en la niebla. Por lo que me percaté. la banda sólo aceptó a unos cuantos para presenciar el concierto; se notaba que era más para los fans de corazón, pues todos traían mercancía de la banda, como playeras y sudaderas. Se notaba el rango de edades desde los 21 a los 30, sin exagerar. Y desde temprano había fila, al entrar se notaba muy lleno el lugar.

LA GUSANA CIEGA
Abridor: Sergio Jiménez.
Invitados: Sandra Corcuera, Chuy Dávila, Dr. Shenka, Charly Castro (Jumbo) y Gina.

Sin embargo, para algunos dejó mucho que desear; pude notar que aún no era ni la mitad del concierto y había mucha gente sentada. Lo que sí hay que reconocer, es que el show definitivamente se lo llevaron las increíbles luces que salían del escenario. La banda no traía visuales pero las luces hicieron iluminar más a los músicos, que se notaba, estaban disfrutando demasiado el show.

la gusana ciega

Lo que pasó adentro del Metropólitan; se trató de un concierto muy especial por parte de Gusana Ciega, desde la vestimenta de la banda. Al principio traían los mismos colores obscuros y al final portaron un jersey con el numero cero en la parte trasera. Además, se podía distinguir muy bien a los fans del público general.

 

la gusana ciega

Los que hicieron que todo el público cantara con tanta energía fueron los artistas invitados, entre ellos Sandra Corcuera, quien se mostró muy contenta por su participación con la canción “Amantes Modernos”. También los hermanos Davila Roger y Chuy, quienes nunca habían tocado juntos con La Gusana e hicieron que fuera una parte emotiva del show con “No puedo Verte”. Madame Recamier, con “Pasiflorine”, hizo a llorar al menos a quien estaba alado de mi. Y Dr. Shenka de Panteón Rococo se llevó el estelar con “Borregos en la niebla”.

La gusana ciega

Lo que hizo muy especial esta presentación fueron todos los temas que se tocaron con este nuevo álbum, pues tienen temas muy importantes que hicieron reflexionar a todo el público.

En cuanto a los integrantes de la banda, ofrecieron lo mejor de sí, quedándose quietos en varias canciones para que les tomaran fotos y los apreciaran. Además, agradecieron el apoyo durante estos años. Cerraron su actuación con “Yes sir i can boggie” y lanzando pelotas gigantes por todo el Metropólitan, mismas que, cuando iba en el metro, seguían rebotando. De la misma manera, prometieron volver el próximo 20 de enero de 2019. Así que estén pendientes.