De los Andes como estrella fugaz y con acento sureño, Clara ignora el soplo invernal y la orquesta de conductores ansiosos por llegar a sus oficinas; monta su bicicleta y recorre la ciudad mientras saluda a quienes salen en búsqueda de café.

Desde los 18 años ha aprendido a apropiarse de los espacios urbanos y de lo que alberga cada una de sus calles.

Las metrópolis latinoamericanas le resultan fuentes de inspiración, pues entre sus esquinas se escuchan melodías de diversos géneros, que –desde su punto de vista–, representan distintas formas de emitir y recibir mensajes. Para ella, la mezcla de ritmos cubanos, uruguayos, argentinos, mexicanos y jamaiquinos son una forma de expresar que la música es uno de los canales para establecer una comunicación universal a través de un equilibrio entre el candombe, reggae, folclore electrónico y la chacarera.

(***)

Ante una fusión de las raíces del funk y la perspectiva cosmopolita del rap, las palabras que han descrito de manera acertada al trabajo y esencia de Clara Miglioli, Sofía “Toti” y Clara “Wewi” Trucco son identidad, sexualidad y fuerza. Al valerse de personajes como las sirenas -mismas que ellas consideran como criaturas eruditas- y al escribir desde las estructuras y reglas de la poesía, las integrantes de Fémina han asumido sus roles desde el encanto para hablar de sus vivencias, sueños, triunfos y fracasos. 

“Mitológicamente, las sirenas son un poco peligrosas. En nuestro caso no somos peligrosas. Vamos por otro lado. Buscamos que desde las melodías, los mensajes lleguen a las personas y logren unión”

Desde los días en los que las integrantes de Fémina exploraron los rincones de Buenos Aires tuvieron claro que las Artes -en especial la música, fotografía, danza y el teatro- serían un canal de fuerza y una voz de lenguaje universal. La combinación de los géneros en los temas de Traspasa, Mi Propio Parto y Deshice de Mí han dado cuenta de que la comunicación para las tres artistas siempre se ha apoyado en dos niveles: Por un lado construyen un mensaje que hable a todos desde una interpretación libre y por otro, las rimas de “La Piel” y “Muchacha” son una forma de dialogar con ellas mismas. 

Del hip hop sensible a una riqueza sudamericana del Hemisferio Occidental

El trayecto de las Fémina como forasteras del pueblo de San Martín y su fidelidad por las disciplinas artísticas que consideraron como semillas desde la Fiesta del Trabún transportaron a Clara, Toti y Wewi a la biblioteca musical de Iggy Pop. Durante una emisión de la BBC, el compositor de “Chocolate Drops” agradeció por el poder lírico y vocal de “Buen viaje” y “El Amunche”.

“[Enterarnos de que nuestras canciones aparecieron en el programa de radio Iggy Confidential] fue una experiencia muy hermosa. Nos parece que fue muy generoso con nosotras”

Previo al reconocimiento de Iggy Pop, las integrantes de Fémina se comprometieron a demostrar que las mentes unidas suenan más fuerte.  Desde pequeñas asumieron que eran parte de una generación bisagra y ancestral que convivía con cuestiones sociales y políticas que frenaban el crecimiento y la evolución de los seres humanos.

Al tener como patria a una Argentina que actualmente es exponente para el movimiento feminista en los países de América Latina, Clara reconoce que su responsabilidad como artista comienza desde el momento en el que se presenta con sus compañeras en un escenario. Para ella, la viralidad de la campaña #MiráCómoNosPonemos y el grito a favor por el aborto legal, seguro y gratuito son una muestra de que es necesario apoyar a las mujeres.

“Cada uno de nosotros queremos el bien. Todos cuando nacemos y somos niños somos inocentes. Desgraciadamente en la adultez nos perdemos”

Dentro del imaginario político y artístico de Fémina -y así lo declara en el verso de apertura de “Brillando”-, la unidad es fundamental para la existencia, pues es a través de ella que las personas comienzan a escuchar y darse cuenta de la posibilidad de volver a las raíces, al amor y al respeto y cuidado por los Derechos Humanos.

La filosofía de unidos existimos para volar se ha construido a partir de lecciones de distintas partes del mundo. Durante sus recorridos por países como México, Uruguay, Israel, Turquía, Alemania y España, las integrantes de Fémina han sabido apropiarse de la cultura de la gente, retomar sus valores y costumbres e ilustrarlas a través de la lírica de temas como “Mi eje”, “El Olvido” y “Más Vale Tarde Que Nunca”.

En el caso concreto de México, Clara retoma las palabras de las hermanas Trucco y describe al país como una fuente de aprendizaje. A partir de su primera presentación en 2015 y con su visita a Acapulco el año pasado como referentes, Fémina subirá al escenario del Carnaval de Bahidorá con la idea de que: “México es un país muy potente, musicalmente increíble y humanamente hermoso”.

Bajo la misión de buscar experiencias que las acerquen al amor y a la música, Clara, Toti y Wewi se unirán a los ritmos de Cami Layé Okún, Honey Dijon, The Souljazz Orchestra y Channel One Sound System en febrero de 2019 para recordanos que:

Son  Mujeres únicas, propias y que saben muy bien de donde vienen, qué es lo que tienen y a quién lo ofrecen.

Nos vemos en Bahidorá