Desde “abrazos, no balazos; me canso, ganso; serenidad y paciencia” hasta “al diablo con sus instituciones”. El buen juez por su casa empieza es una obra que retrata la realidad política de México a través de la comedia y la crítica.

El pasado 15 de diciembre, ChidasMX tuvimos la fortuna de disfrutar su única función; la cual fue una noche íntima llena de carcajadas en el Teatro Bar El Vicio.

En el primer acto, El Juez, un magistrado de la SCJN, busca evitar su castigo por haber hecho actos de corrupción durante años, el cual es protagonizado por Ana Laura Ramirez. A través de un monólogo habla del cinismo de los políticos y las viejas formas de gobernanza; la corrupción y la impunidad de la que gozan empresarios, presidentes, jueces, diputados. El juez tiene un cómplice, Archivaldo, interpretado por Carlos Alexis; quien busca la manera de cumplir todos los caprichos de su jefe para no ser despedido.

Nombres como Luis Echeverría, Luis Donaldo Colosio, Enrique Peña Nieto, Andrés Manuel López Obrador; y hechos como enriquecimiento ilícito, tráfico de influencias, y desvío de recursos; invitan al espectador a reírse, pero también a reflexionar.

En el segundo acto, aparece Victoria, una abogada comprometida con la justicia y honestidad pero con el mismo deseo de poder que el juez. Su discurso inspira cambio y esperanza. Apoya todo lo que su partido político prometió en campaña con la certeza de que se cumplirá. La acompañó en escena, Amy Lira, su asistente, quien ciegamente cree en la cuarta transformación.

El público no tuvo que imaginar el desenlace, simplemente voltear a ver su realidad; y despedir entre aplausos y risotadas a todo el elenco.

El buen juez por su casa empieza fue creada por la misma Ana Laura Ramírez, y estuvo bajo la dirección de Cecilia Sotres, reconocida reina chula. Contó con el apoyo de Parafernalia Teatro y el FONCA. La música y las letras corrieron a cargo de de Yurief Nieves; y en la producción ejecutiva, Larissa Polanco.