Fotos por Creepy 

Después de presentarse el sábado 8 de diciembre en el Festival Catrina, en Puebla, Babasónicos cerró el año con un concierto en el Pepsi Center WTC el 9 de diciembre, donde nos ofrecieron aproximadamente dos horas de un recorrido por su repertorio musical.

Los teloneros fueron The Plastics Revolution, una banda mexa del sur de la CDMX, que comenzó a tocar a las ocho en punto y nos dio 40 minutos de rock con temas como “Amor fantasma”, “Comemundos” y “Cuernavaca”.

A las nueve de la noche en punto la banda salió al escenario con “Cretino”, parte de su último disco –Discutible– y siguieron con “Risa”. La agrupación argentina -conformada por Adrián Dargélos (vocalista), Diego Tuñón (teclados), Diego Rodríguez y Mariano Roger (guitarras),  y Diego Castellano (batería)- demostró que siguen siendo favoritos entre el público mexicano, que en absolutamente todas las canciones los acompañaron con vitoreos y coros.

Utilizaron una pantalla como parte de la escenografía de la presentación, que inicialmente comenzó proyectando colores azules, verdes y rosas, para posteriormente ir cambiando de acuerdo a la canción.

Fueron 27 canciones las interpretadas, que nos dieron un increíble paseo por su repertorio musical y revieron épocas de la secu y prepa. Iniciaron con “Fans de Scorpions”, “Tormento”, “Patinador Secreto”; para después dar paso a “Soy Rock” y “Diezmo popular”; donde la pantalla los acompañó proyectando imágenes de represión.

Durante toda la velada, Dárgelos nos ofreció una presentación intensa, personal y divertida, añadiendo su singular sensualidad en cada movimiento y baile que hacía. Nosotros estábamos encantadas con el espectáculo y formando parte de él también.

“Algunas noches yo soy fácil…”

A las 10 de la noche comenzó el recorrido por las oldies, y el baile cesó un par de minutos para escuchar “Deshoras”. Después el escenario se iluminó como un arcoíris y comenzó “Y qué”, seguida de “Yegua” y “Carismático”. Siguió “Putita”, escoltada por luces y pantallas rojas que sólo nos dejaban ver las siluetas de nuestros estelares argentinos.

Se despidieron por primera vez –y durante 10 minutos eternos- dejando al público con la incertidumbre de si volverían a salir. Regresaron para despedirse con “Flora y Fauno”, “El colmo” y “Estoy rabioso”, que sin duda probaron ser las elecciones perfectas para despedir el año y desear un feliz 2019 a todos los asistentes.